18 de octubre de 2019, 10:34:26
Gente y tendencias

En exclusiva


Lady Gaga protagoniza la portada de mayo de Vanity Fair


En el número de mayo de Vanity Fair, uno de los reporteros de la revista viaja con la mismísima Lady Gaga a Londres y París con motivo de la publicación de su nuevo disco, Born this way.


En esta extensísima entrevista, a parte de sus excentricidades como artista, la cantante demuestra ser una estrella serena y nada humilde. Según la revista Vanity Fair, Lady Gaga es una persona indefectiblemente educada y sorprendentemente digna. Y no es para menos, después de doce años de asistencia a la escuela privada femenina más antigua de Manhattan, donde fue la chica fea y empollona.

"Yo era la chica que en el colegio iba andando por el pasillo y tenía más posibilidades de que la llamaran zorra, fea, narizotas, empollona o tortillera", confesó Gaga, quien ahora se ha convertido en un auténtico icono de la moda y la música. Definitivamente, toda una diva.

Lleva tres años de gira sin haberse tomado un descanso pero, ante todo, la gran intérprete es realista y nada modesta: "Tengo mucho talento. Me considero una de las mejores voces de la industria. Y además, soy una de las mejores cantautoras. No puedo decir que sea una de las mejores bailarinas, pero soy bastante buena en lo que hago".

"Me he inventado a mí misma de pies a cabeza", admite la artista. Además, no es ningún secreto que Lady Gaga tenga una relación especialmente intensa con sus seguidores, a los que ella misma ha bautizado como sus "pequeños monstruos".

"Me veo reflejada en ellos" porque "yo también era ese tipo de persona, realmente mala, una inaptada social -de hecho, sigo siéndolo- escapándome a hurtadillas, yéndome a bares, tomando drogas y alcohol, relacionándome con hombres mayores y más jóvenes... Cualquier cosa que te imagines, yo la he hecho".

"Sencillamente, era una niña mala. Y los miro a ellos y en cada espectáculo se ponen un poco más de perfilador, tienen un poco más de libertad y un poco más de: 'Me importan una mierda los abusones de mi colegio'. Por alguna razón, los fans son los típicos seguidores de masas. Cada vez son más alternativos. Resulta muy extraño y emocionante", añadió.

Y sigue hablando de sus "pequeños monstruos": "Algunas veces estar en el escenario es como follar con mis fans. Son las únicas personas en el mundo que me hacen llegar al clímax". Y, por último, ¿qué le espera a Lady Gaga en el futuro?: "Solo ella es capaz de imaginárselo".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es