30 de noviembre de 2020, 17:52:00
gastronomia

La crónica gastronómica


Kofi Annan, estrella en el III Congreso Mundial de Cambio Climático y Vino, en Marbella


El ex secretario general de las Naciones Unidas y Premio Nobel de la Paz, Kofi Annan, fue la gran estrella invitada en el III Congreso Mundial sobre Cambio Climático y Vino (celebrado en Marbella) organizado por The Wine Academy of Spain, que preside Pancho Campo, nuestro primer Master of Wine. En la capital de la Costa del Sol estuvo presente, a mediados de abril, una pléyade de expertos de la industria vinícola, estudiosos del cambio climático, empresarios del sector y representantes del canal Horeca. En total, 270 congresistas de 40 países.




Annan, a través de la Kofi Annan Foundation, ha repetido en multitud de ocasiones que la conversión del mundo empresarial hacia un modelo de desarrollo social y tecnológico sostenible es la clave para disminuir el impacto medioambiental de cara a futuras generaciones (y este es el principal objetivo de la Fundación). Participó en una cena oficial, en el restaurante La Cabane, del Hotel Los Monteros, junto a la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, cuyo objetivo era recaudar fondos para la Fundación Vicente Ferrer.

En su ponencia, dirigida al sector empresarial de la Costa del Sol, Annan (que evocó el viejo proverbio romano de in vino veritas) defendió con entusiasmo la biodiversidad del planeta, hoy sometida a múltiples amenazas como consecuencia del cambio climático y su incidencia sobre la economía y el medio ambiente.

Preocupación en el mundo del vino
El diplomático ghanés reconoció que el vino es un cultivo “especialmente sensible al cambio climático y el sector no sólo es consciente del problema sino que se preocupa, además, de los posibles efectos sobre los cultivos, la cadena de producción y sus costes”.

Sostiene Annan que “el cambio climático no sólo afecta al medio ambiente sino que es una amenaza global e integral para nuestra seguridad, nuestra salud, el suministro de alimentos y la estabilidad social”. Por eso, instó a las empresas a que incluyeran en sus políticas medidas de reducción de gases invernadero o mediante inversiones productivas en nuevas tecnologías verdes, que puedan ser compartidas por países en vías de desarrollo. Considera que es crucial que el sector privado cambie su planteamiento y gestione estos temas, puesto que se trata de una gran oportunidad para crear y abrir nuevos mercados. “El sector privado –añadió– puede y debe tomar una visión a largo plazo, buscar nuevas formas de energía y enfrentarse al cambio climático”.

Por último, hizo un alegato a favor de un pacto global para aunar esfuerzos y que “la globalización no sólo acarree efectos negativos sino efectos positivos para todos”. Instó a los representantes de la industria vitivinícola a invertir en innovación y desarrollar nuevos cultivos que se adapten a los desafíos de los tiempos actuales y a las amenazas del cambio climático.

En ocasiones anteriores, Kofi Annan ya había explicado la incidencia de este fenómeno en sectores de alto riesgo como la agricultura o la ganadería, partiendo de la base de que el incremento gradual de la temperatura está produciendo un aumento del agua del mar, lo que provoca más inundaciones y menos heladas. Para muchas variedades de uva estos cambios pueden resultar cruciales.

Ponentes de gran nivel
Junto a la estrella invitada, la preocupación por el cambio climático atrajo hasta Marbella a ponentes de la talla de Nicolas Joly y Nigel Greening. Entre todos abordaron debates como los relativos a biodiversidad, viticultura orgánica y biodinámica; empaquetado, transporte y tapones; recursos hídricos y gestión del agua; o el consumidor y los medios de comunicación.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es