20 de enero de 2020, 8:04:03
Sociedad

16 años de cárcel


Tras matar a su hijo, se entrega a la Guardia Civil



La condena incluye el pago de una indemnización de 8.000 euros a la madre del fallecido.

El parricidio, según el veredicto del jurado que enjuició el caso, ocurrió en la madrugada del 4 de noviembre de 2006, cuando, tras una discusión familiar, el acusado se dirigió a la habitación de su hijo M.S.L., de 43 años, y le realizó varios cortes en la cara y en el cuello con la sierra de marquetería.

La víctima estaba aquella madrugada "embriagado hasta el punto de que su capacidad para agredir y defenderse estaban muy debilitadas", aunque en el curso de la discusión llegó a amenazar a su padre con una gavilla, según recogió el veredicto del jurado.

El corte de la tráquea se produjo estando la víctima tumbada en la cama y antes de degollarlo el acusado le golpeó en la cara y le causó heridas que, entre otros, le rompieron la mandíbula.

El fallo dice también que padre e hijo "no se profesaban afecto alguno" y que el procesado "se aprovechó del estado de embriaguez de su hijo, bebedor habitual, para darle muerte con facilidad".

El fallecido estaba separado de su esposa, con la que tuvo dos hijos, y la mujer no reclamó nada en nombre propio ni de ellos, que ahora tienen 19 y 15 años, concluye la sentencia.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es