16 de diciembre de 2019, 9:50:43
Opinion


LA MANIPULACIÓN DE LOS INDIGNADOS

Luis María ANSON


Tal y como anticipé ayer cada vez está más claro quién manipula los hilos del movimiento contestatario “Democracia real, ya”. Al menos el 60% de las gentes que protestan lo hacen de forma espontánea, inconexa y desorganizada. El agit prop comunista, con el respaldo del radicalismo zapaterista, maneja el resto y se esfuerza por poner todo al servicio de Izquierda Unida. El cui prodest no ofrece dudas. La crítica acerada del bipartidismo beneficia al partido comunista.
El asunto no puede ser más complejo. Por un lado están los ciudadanos hartos de las trapisonderías, las suntuosidades y los despilfarros de los políticos. Por el otro, los que pretenden manipular en su provecho a los manifestantes contestatarios. “De la indignación -escribe José Luis Sampedro en el prólogo al célebre librito de Stephan Hessel- tiene que salir hoy la resistencia contra la dictadura de los mercados”. Son muchos los que añaden que la indignación debe volcarse también contra los abusos de los partidos políticos. Pero si queremos evadirnos de la tentación totalitaria del poder habrá que reformar el orden social vigente, sajar los abscesos de la democracia pluralista pero sin destruir el sistema porque eso alentaría nuevas formas de comunismo, de nazismo o de fascismo.
Aplaudamos, pues, sin reservas a las gentes que se manifiestan contra los abusos del sistema. Denunciemos también abiertamente a los que se quieren aprovechar de las protestas y lo manipulan todo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es