24 de junio de 2021, 22:56:38
Deportes

albacete 1 tenerife 2


Séptima derrota consecutiva del Albacete


El Albacete sufrió ante el Tenerife su séptima derrota consecutiva, frente a un equipo que, a pesar de estar también descendido a Segunda B, mostró mucho más interés en llevarse los tres puntos en litigio.


El Tenerife estrelló un balón en el palo a los cinco minutos de juego, en un cabezazo de Julio Álvarez a centro de Marc Bertrán. Era el primer aviso de que los canarios buscaban la victoria.

Los insulares penetraron a menudo por la derecha y en una de sus incursiones Nino fue objeto de penalti por Núñez. El propio Nino transformó la pena máxima a los 30 minutos.

Los pupilos de Mario Simón sólo merodeaban la meta contraria a balón parado. El empate llegó a cuatro minutos del descanso tras un error de la zaga insular a la hora de tirar el fuera de juego que dejó a Tato sólo ante Aragoneses, al que batió por arriba con un disparo potente y con rosca que se alojó en su escuadra izquierda.

El tanto, lejos de desmoralizar a los visitantes, los espoleó y en el minuto 43, a través de Nino, rozaron un segundo gol que evitaron al alimón Tarantino y Miguel incordiando al menudo jugador insular cuando se disponía a rematar.

Nada más volver de vestuarios, Marc Bertán puso a prueba las manoplas de Miguel, un aviso más del cuadro tinerfeño.

Los 1.689 espectadores contemplaban un enfrentamiento depresivo en el que lo único emocionante era disfrutar con las fintas, los regates y el estilo elegante de Omar.

Tanto deseaban los hinchas locales ver fútbol que hasta aplaudieron el golazo de Julio Álvarez que adelantó al equipo insular en el marcador, a los setenta y seis minutos.

La jugada la inició en el centro del campo el habilidoso Omar, quien cedió a Nino y a su vez éste le dejó en la frontal un balón franco que el mediocentro mandó al fondo de las mallas de Miguel.

Tato, el goleador de los locales y único futbolista con desborde de los albaceteños, gestó la mejor oportunidad de los suyos del segundo acto tras un disparo desde lejos que desbarataría finalmente el meta del Tenerife con apuros (minuto 81).

El encuentro languideció entre tímidos abucheos, olés irónicos del público a su equipo y cánticos de ¡Verza, selección!.

Nino mandó al larguero el último balón con peligro de los visitantes, que fueron los únicos que, con profesionalidad, lucharon por llevarse la victoria.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es