11 de diciembre de 2019, 5:14:22
Sociedad

LOS ASAMBLEÍSTAS YA HAN CONTACTADO CON CERCA DE 600 CIUDADES


¿Y ahora qué 15M?: "Para empezar, algún político debería reunirse con nosotros"


No son un movimiento adscrito a ningún partido político, por eso el resultado de las elecciones en ellos no ha surtido efecto alguno. No buscan un cambio de Gobierno, sino que quieren un cambio radical del sistema porque no les representa. Esto es el movimiento 15-M, cuya cara más visible está en la acampada de la Puerta del Sol y que, ahora busca conquistar dos objetivos principales: perpetuarse en el tiempo y expandirse a todo el mundo.


Ya han pasado casi dos semanas desde que un grupo de “indignados” instalara en plena Puerta del Sol un campamento para mostrar su descontento con el sistema político, económico y social. Y a día de hoy allí siguen, a pesar de las elecciones y sus resultados, pues a ellos estos dirigentes no les representan. “No buscamos una alternancia política”, explica Noelia, portavoz de acampada Sol que asegura que “vamos un poco más allá. Queremos intentar cambiar el sistema que no funciona y no nos representa”. Eso sí, en Sol la intensidad ha bajado y aunque tienen previsto quedarse al menos hasta este domingo, las fuerzas flaquean.

Para evitar que el movimiento muera, la asamblea ha acordado fortalecer su estructura interna mediante la creación de una especie de organigrama compuesto por portavoces en cada uno de los barrios de la capital, que convocarán reuniones cada sábado, la primera este 28 de mayo. “Esta previsto este sábado convocar asambleas en todos los barrios, distritos y municipios de Madrid, para intentar dar voz a aquellos que no pueden acercarse a Sol”, comenta Noelia que explica además que “las decisiones tomadas en esas asambleas se elevarán a la asamblea general a través de los portavoces de cada barrio”.

PIE DE FOTO

La expansión del movimiento no se queda en la veintena de ciudades españolas donde hay acampadas, sino que pretende ser internacional. De hecho, según ha explicado Noelia a El Imparcial, “ya se ha contactado con más de 600 ciudades con el objeto de internacionalizar el 15-M, entre las que no faltan Buenos Aires, Florencia, Dublín, París, Melbourne, Amsterdam o San Francisco”.

Uno de los puntos más débiles del movimiento tiene que ver con la ubicación de la acampada en la Puerta del Sol, centro neurálgico comercial en la capital. Por ello no es de extrañar que los comerciantes hayan mostrado su descontento, como ya adelantó El Imparcial, y hayan cifrado la disminución de las ventas en un 50 por ciento.

Sin embargo, Noelia asegura que la situación con los comerciantes está “bien y normalizada”. Además, la portavoz cuenta que han hablado con los dueños de las tiendas y han llegado “a una serie de acuerdos que ya han sido aprobados por la asamblea general”. De hecho, Noelia explica que desde acampada Sol se entiende “que no están allí para perjudicar a nadie y menos a los comerciantes que son también víctimas del sistema y de los recortes sociales.

Por ello, ya hay medidas que se están poniendo en marcha tales como “marcar unas líneas en el suelo para respetar un pasillo de una serie de metros para que la gente circule con libertad sin tropezar con tiendas y hacer sus compras del día a día”. Asimismo, “se están quitando los carteles y pintadas que perjudiquen a los pequeños comercios y estén tapando sus escaparates y logos”, concluye Noelia.



El movimiento 15-M está vivo y así parece que va a seguir. Sin embargo, cabe preguntarse qué tendría que pasar para que las protestas cesaran. Durante toda esta semana, la asamblea ha trabajado en elaborar cuatro líneas de debate para perfilar el consenso de mínimos exigible.

En dicho documento base no se habla de la crisis o el desempleo, se pide una reforma electoral que termine en una democracia más representativa, la lucha contra la corrupción, la separación efectiva de poderes públicos y la puesta en marcha de mecanismos de control ciudadano a la clase política.

En cualquier caso tal y como asegura la portavoz de asamblea Sol “para empezar algún político o dirigente debería reunirse con nosotros, algo que a día de hoy aún no ha ocurrido”.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es