25 de agosto de 2019, 18:51:46
Sociedad

Cabinas de rayos uva, como el tabaco o el plutonio, según la OMS


¿Me puedo morir de cáncer de piel?


Con motivo de la celebración esta semana del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, los dermatólogos han vuelto a clamar por la prevención para poner coto a este tipo de cáncer que lejos de lo que se pueda pensar ha aumentado su incidencia hasta un ocho por ciento en los últimos años. De hecho, en España se diagnostican al año 4.000 nuevos casos de melanoma y en los últimos 30 años ha habido más casos de cánceres de piel que la suma de los demás tipos de esta enfermedad. Por Miriam Carmona


Tomar el sol parece algo inofensivo, pasar de cuando en cuando por una cabina de rayos UVA es algo habitual para muchos españoles y sentarse en una terraza a disfrutar de un aperitivo no hace daño a nadie. Estas prácticas, que están más que generalizadas, son las que a juicio de los dermatólogos están ayudando a que aumente el número de cánceres de piel detectados anualmente.

¿Cuál es el tumor más frecuente entre los jóvenes de entre 25 y 29 años? ¿Cuál es el tipo de cáncer que más ha aumentado? La respuesta a estas dos preguntas es el cáncer de piel, cuya incidencia en los últimos 30 años ha aumentado de forma espectacular, entre un tres y un ocho por ciento, según las zonas geográficas y los grupos de edad. Además, este tipo de cáncer es el tumor más frecuente entre los jóvenes de 25 y 29 años y el segundo en prevalencia en el grupo de edad comprendido entre los 15 y 24 años, según explica el director del Servicio de Cáncer de Piel del Hospital USP San Camilo y de la Clínica Dermatológica Centroderm, Miguel Sánchez Viera.

El cáncer cutáneo es uno de los que con más frecuencia afecta al ser humano, tal y como lo certifican los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Cada año se diagnostican más de dos millones de cánceres de piel no melanoma y cerca de 130.000 melanomas. De hecho, uno de cada tres cánceres diagnosticados en todo el mundo es cutáneo y se estima que el 20 por ciento de las personas que alcancen los 70 años va a padecer al menos un cáncer de piel.

Pero, ¿es mortal el cáncer cutáneo? Las cifras de incidencia son alarmantes, a pesar de que la tasa de mortalidad ha descendido un 30 por ciento gracias al diagnóstico precoz.

PIE DE FOTO “La incidencia del cáncer de piel en España y en el resto del mundo occidental es la más alta”, explica Sánchez Viera que añade además que “los cánceres de piel que se diagnosticaron en los últimos 25 años fueron mayores que la suma de los demás cánceres que tiene el ser humano”.

Por su parte el director de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp), Rafael García Gutierrez, concreta que “en España se diagnostican más de 50.000 casos de cáncer de piel, de los que 4.000 corresponden al melanoma, la forma más agresiva”.

A pesar de estas cifras parece que la población está más preocupada por evitar los cánceres más graves como el de pulmón, hígado o mama y no tanto por prevenir el de piel. “El impacto que produce el cáncer cutáneo es menor porque afortunadamente podemos curarlos con una intervención quirúrgica y el diagnostico es relativamente rápido”, comenta el doctor del Hospital USP San Camilo que explica cómo por el contrario “con otros tipos como el cáncer de pulmón, mama, colón cuando avisa y lo descubre el especialista puede llevar años y ha dado metástasis”. Por lo tanto, la mortalidad en el cáncer de piel es menor, no así en el melanoma que sí torna fácilmente en metástasis.

Entonces, ¿es peligroso tomar el sol? ¿Y, las cabinas de rayos UVA son saludables? La protección y la moderación ante la exposición solar, son claves para evitar problemas graves. Lo principal para la prevención según Sánchez Viera es la fotoprotección, la autoexploración y la visita anual al dermatólogo. “Sabemos que la inmensa mayoría de los cánceres de piel tienen que ver con la exposición solar”, explica el doctor que añade además que “las mutaciones que se detectan en los melanomas en más de un 90 por ciento están provocadas por la radiación utravioleta, fundamentalmente solar y también por la que producen las cabinas de rayos UVA”.

Sobre las cabinas de rayos Uva, el dermatólogo del Hospital USP San Camilo explica que la OMS las ha catalogado dentro del tipo 1 de fuentes no saludables con riesgo de desarrollo de cáncer, al igual que otras sustancias como el tabaco o el plutonio.

“El cáncer de piel es de aquellos de los que se pueden evitar”, comenta García Gutiérrez ya que “está directamente relacionado con una falta de protección frente a los rayos utravioleta”.

¿Cómo prevenimos el cáncer de piel?

PIE DE FOTO A juicio del doctor Sánchez Viera la clave está en la educación desde la infancia y concienciar desde la familia y los colegios en hábitos de protección solar. Esto se traduce en que “practicar deporte es saludable, pero no así hacerlo al descubierto a las 12 del mediodía. De la misma forma, podemos decir que la vida al aire libre es muy sana, pero hay que saber que desde las 12:00 y hasta las 16:00 la cantidad de radiación es muy alta y por ello es mejor estar a la sombra”.

Hay que protegerse del sol y no sólo cuando somos conscientes de que vamos a broncearnos. Un paseo por la playa, por el parque o por la calle supone recibir radiaciones solares mientras bajamos la guardia. Hay que tenerlo en cuenta.

“Es importantísimo el tomar las medidas protectoras adecuadas, aunque es verdad que la concienciación en este sentido ha ido en aumento, prueba de ello son las más de siete millones de unidades de protectores solares que se vendieron el pasado año en farmacias”, asegura García Gutiérrez. Pero hay que trabajar más porque “no sólo hay que protegerse sino que hay que hacerlo bien”, comenta el director de Anefp que añade que “donde fallamos más en la correcta aplicación de los fotoprotrectores”. Por ejemplo, una loción con un factor de protección menor a 15 es ineficaz.

Por último, el director de Anefp asevera que “el sol no sólo quema en la playa, también quema paseando por la Gran Vía o Las Ramblas de Barcelona, por lo tanto si nos vamos a exponer al sol hay que protegerse, incluso si está nublado”.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es