5 de diciembre de 2019, 16:59:25
América

Reconoce la fuga de presos


El Gobierno venezolano zanja la crisis carcelaria de El Rodeo II


Tras cumplirse 26 días de la peor crisis carcelaria de los 12 años de gobierno del presidente Hugo Chávez, las autoridades venezolanas dan por zanjado el motín de El Rodeo II, en donde más de un millar de presos fuertemente armados mantuvieron sitiado el centro penitenciario. El ministro de Interior, Tareck El Aissami, reconoció que en el operativo de rendición se fugó "un grupo" de reos de ese penal, así como la muerte de cuatro de ellos en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.




El Gobierno venezolano cerró con autocrítica la crisis más larga en una cárcel del país tras casi un mes de motín de un millar de presos armados en El Rodeo II y admitió la fuga de "un grupo" de reos de ese penal y la muerte de cuatro de ellos en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

"Felicito a todos por el éxito de la operación de El Rodeo. Ejemplo del respeto supremo a los Derechos Humanos. Pero se impone una gran autocrítica!", dijo el presidente, Hugo Chávez, a través de su cuenta en Twitter.

El mandatario reaccionó así al anuncio del ministro de Interior, Tareck El Aissami, de que después de 26 días 831 presos de El Rodeo II se habían entregado, felicitando a los funcionarios que participaron en la operación por haber evitado "una masacre".

"Hemos resuelto de manera pacífica (...) y en este momento tenemos control absoluto de las instalación de El Rodeo II", indicó El Aissami en declaraciones a medios estatales, al confirmar que los presos fueron colocados en los patios bajo custodia de la Guardia Nacional (GNB-policía militarizada).

Sin embargo, unas horas más tarde, el ministro reconoció que "un grupo" de internos, entre ellos uno de los cabecillas de los reos, se había fugado la pasada madrugada de esa cárcel y confirmó que cuatro de estos presos murieron tras un enfrentamiento con la GNB.

El Aissami explicó que estos cuatro presos formaban parte de "un grupo" mayor de internos, que no cuantificó y que "fracturaron una reja perimetral" del centro penitenciario para "burlarse de la seguridad del penal" valiéndose de que unos funcionarios de la GNB "estaban más retirados".

El ministro dijo que su despacho y el Ministerio Público están haciendo ya las investigaciones pertinentes y que tiene la "firme convicción" de que el conjunto de internos fugados serán "recapturados y nuevamente puestos a la orden de la Justicia venezolana".

La requisa del complejo penitenciario compuesto por El Rodeo I y II se inició el pasado 17 de junio en el primero de los penales con la participación de unos 5.000 funcionarios de la Guardia Nacional (policía militarizada).

El Gobierno controló en la primera jornada el primer penal y debía continuar en el segundo internado, pero los presos se enfrentaron a tiros para impedirlo.

La Guardia Nacional estableció entonces un cerco sobre El Rodeo II y fue "rescatando" a 263 presos que salieron en diferentes momentos, mientras desarrollaba un proceso de diálogo con los reclusos.

"Durante estos largos días estuvimos apelando al diálogo para tratar de resolver el conflicto de manera pacífica, para tratar de que las mafias que imperaban dentro del penal depusieran su actitud violenta y permitiese a las autoridades de nuestro Gobierno realizar la requisa", señaló El Aissami.

La operación se salda con un balance oficial de dos militares y un preso muertos, y 22 guardias heridos. El Gobierno no ha dado datos sobre reclusos heridos.

Durante las semanas de asedio a El Rodeo II y de acuerdo con datos oficiales murieron cinco presos -cuatro de ellos por ajustes de cuentas y uno por falta de atención a su diabetes, según las autoridades- y sus cadáveres fueron sacados de la penitenciaría posteriormente.

La prensa local eleva a siete el número de muertos. El conflicto carcelario ha puesto sobre la mesa un entramado de corrupción con los penales controlados por presos que se hacen llamar "pranes" y que el Gobierno califica como "líderes negativos" y que controlan las prisiones con la complicidad de guardias y custodios.

"Nosotros estábamos defendiendo nuestros derechos, si perdimos nosotros perdieron ellos también ", dijo uno de los cabecillas, Yoifre, a los medios públicos, a los que se permitió el acceso al lugar.

El Gobierno decidió la toma de los penales, cercanos a Caracas, cinco días después de que se produjera un enfrentamiento entre bandas rivales en El Rodeo I que dejó un visitante y 21 presos muertos, según datos oficiales.

Hasta el momento han sido detenidos una decena de guardias nacionales y custodios del complejo El Rodeo por corrupción y facilitar armas y drogas a los presos.

La fuga del líder "Oriente" en Facebook

“Ya estoy donde tenía que estar, atentamente ‘Oriente’”. De esta manera Yorvis López, uno de los principales cabecillas de este motín carcelario anunció su fuga, en un mensaje escrito a la 1:34pm en la página de Facebook: "Rodeo II La Realidad", según el diario "Últimas Noticias".

Creado por los presos del penal a inicios de los enfrentamientos con la GNB, el perfil ha tenido como propósito denunciar, mediante la publicación de fotos y vídeos, las supuestas violaciones a las que estaban siendo sometidos durante la intervención del citado internado judicial.

López, quien se maneja bajo el alias de "Oriente", asumió el liderazgo de Rodeo II hace dos años aprovechando el vacío de poder que dejaron dos bandas rivales que hasta ese momento imponían su ley dentro de esta cárcel.



El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es