27 de enero de 2020, 11:29:12
Economía

Sigue los pasos de Moody's


S&P rebaja el rating de Grecia hasta 'CC', al borde de la insolvencia


La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha seguido los pasos de Moody's y ha dejado la nota de la deuda griega en 'CC' con perspectiva negativa, a tan sólo un paso de la insolvencia. Por otro lado, Moody's ha ganado un 47% en lo que va de 2011, en plena crisis de la deuda soberana.


La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha rebajado en dos escalones la deuda soberana de Grecia, desde 'CCC' a 'CC', con perspectiva negativa, dejándola a sólo un paso de considerarla en situación de insolvencia, tras el acuerdo alcanzado al pasado jueves por los líderes de la eurozona sobre el nuevo rescate a Grecia.

S&P, que de esta manera sigue los pasos de Moody's y sitúa la calificación de Grecia en una situación cercana a la insolvencia, cree que la propuesta de reestructuración de la deuda soberana griega supondría un 'default selectivo' según su metodología.

La agencia considera que esta decisión supone un canje de bonos obligado, según las declaraciones de las autoridades europeas, que es probable que se traduzca en pérdidas a los acreedores privados. Así, según sus criterios, un emisor en dificultades es aquel que no paga a tiempo ni de forma completa.

Asimismo, S&P recuerda que el objetivo de este intercambio es reducir el riesgo de una impago en el corto plazo y dar al Gobierno griego más tiempo para llevar a cabo la consolidación fiscal y las reformas políticas.

Según el plan del nuevo rescate, la contribución de la banca se orquestará mediante un programa de canje o renovación de los bonos griegos que vencen en los próximos años por otros con un plazo de vencimiento superior, a 30 años. En opinión de S&P, estos términos son "desfavorables" para los inversores.

Así, cree que los tipos de interés pagados en los nuevos bonos está "significativamente por debajo" de los que existen en el mercado secundario, y, como consecuencia, considera que la reestructuración es perjudicial para los inversores, ya que ofrece menos valor que el prometido en la emisión original. "Según nuestro criterio, esto nos lleva a concluir que las reestructuración supone un 'default selectivo'", añade.

En cambio, no considera que la compra de deuda soberana griega en los mercado secundarios sea un 'default selectivo', ya que estas operaciones son voluntarias tanto por parte del comprador como del vendedor. Sin embargo, las compras de títulos de deuda con grandes descuentos son una indicación de la debilitada calidad crediticia del emisor, otro motivo para rebajar la calificación hasta 'CC'.

Asimismo, incide en que mantiene su 'rating' de recuperación en la calificación '4', lo que implica una probabilidad de entre el 30% y el 50% de recuperar el capital, teniendo en cuenta que el recorte del 20% del valor se producirá en la primera ronda de la reestructuración.

Respecto a la perspectiva negativa, refleja que si se implementa finalmente esta reestructuración, algo que empezará como pronto en el mes de septiembre, rebajaría el 'rating' hasta el grado de 'default selectivo'. Una vez que concluya el canje de los bonos, es probable que vuelva a elevar la calificación hasta un nivel adecuado a su opinión sobre la probabilidad de nuevos impagos, que es probable "sea elevada".

Moody's gana un 47% más en 2011, el año de la crisis de deuda
La agencia Moody's obtuvo un beneficio neto atribuido de 344,5 millones de dólares (238 millones de euros) en los seis primeros meses del ejercicio, lo que representa una mejora del 47% respecto al mismo periodo de 2010, informó la entidad, que ha revisado al alza su expectativa de ganancias para el conjunto del año.

Moody's, que cuenta como accionistas de referencia con Capital Group, Berkshire Hathaway y BlackRock, facturó entre enero y junio 1.182,3 millones de dólares (818 millones de euros), un 23,8% más, con un aumento del 28% de los ingresos en su división de servicios de inversión, responsable de las calificaciones de deuda, y del 14,2% en la facturación de la unidad de análisis.

Asimismo, Moody's precisó que ha mejorado un 19,1% su cifra de negocio en EEUU, mientras que en los mercados internacionales facturó un 29% más.

En el segundo trimestre del ejercicio, la controvertida agencia de 'rating' obtuvo un beneficio neto atribuido de 189 millones de dólares (130 millones de euros), un 56,2% más, mientras que su facturación aumentó un 26,6%, hasta 605,2 millones de dólares (419 millones de euros).

"Los resultados de Moody's en el segundo trimestre reflejan beneficios en todos los apartados del área de calificaciones de crédito, especialmente en deuda de empresas", destacó el presidente y consejero delegado de la entidad, Raymond McDaniel, quien auguró mayores complicaciones en las condiciones de emisión de deuda tanto en Europa como en EEUU en la segunda mitad del año.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es