14 de octubre de 2019, 19:51:24
Gente y tendencias

TODA LA FAMILIA REAL BRITÁNICA estuvo en la ceremonia


La nieta de la Reina Isabel II se da el sí quiero con Mike Tindall


La nieta de la Reina Isabel II, Zara Phillips y el jugador de Rugby, Mike Tindall, se han casado tras siete años de noviazgo y bajo la atenta mirada de toda la familia real británica.


Tras siete años de noviazgo, la nieta de la Reina Isabel II y el jugador de rugby se han convertido en marido y mujer bajo la atenta mirada de toda la toda la Familia Real Británica. La ceremonia se convierte así en la primera boda escocesa en los Windsor desde hace 20 años.

Mike Tindall llegó con bastante tiempo de antelación a la iglesia de Canongate. Mucho antes que la mayoría de los invitados, pero con una sonrisa de oreja a oreja, el joven jugador de rugby ha aparecido muy elegante portando un frac con corbata gris marengo.

La novia por su parte, ha desvelado el secreto mejor guardado luciendo un vestido blanco ajustado al cuerpo con tirantes gruesos y falda vaporosa confeccionado por el británico Stewart Parvin y un velo con abundante volumen, que a su entrada ha dificultado incluso su vista. En sus manos llevaba un gran ramo de calas blancas.

Al salir de la iglesia, ya convertidos en marido y mujer hemos podido comprobar como las sonrisas de Zara y Mike se hacían palpables y su beso ya se hacía público. Ella, agarrada del brazo de su ya esposo, ha lucido una tiara sobre un recogido muy acertado con su estilo.
Es la segunda boda Real Británica celebrada en 2011, pero la de Phillips y Tindall poco ha tenido que ver con la que se produjo el pasado 29 de abril en el Palacio de Buckingham. Primeramente porque la historia de amor del Príncipe Guillermo y Catalina fue mucho más cercana que la de Zara y Mike y además porque esta pareja de deportistas quieren vivir en el 'anonimato'.

Pese a todo, una multitud de ciudadanos de a pie se ha agolpado en las inmediaciones de la iglesia para poder ver de cerca a toda la familia Real Británica, donde han sido testigo de la primera boda escocesa en los Windsor desde hace 20 años. La última vez que se vistieron de largo fue para la boda de la propia madre de Zara, la princesa Anne, que celebró allí su segundo enlace con Timothy Laurence.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es