17 de julio de 2019, 1:24:02
Economía

sin sorpresas


Wall Street abre a la baja con una caída del 1,86% tras el varapalo de S&P


La Bolsa de Nueva York ha respondido negativamente a la recalificación de la deuda de EEUU por parte de S&P. Apenas media hora después de su apertura, el Dow Jones cedía un 1,86 por ciento. Mientras, la agencia S&P amenaza con una nueva bajada de la nota americana.


Wall Street respondía este luenes con retrocesos a la decisión de la agencia de calificación Standard & Poor's de rebajar la nota de la deuda soberana de EE.UU. y el principal índice del mercado, el Dow Jones de Industriales, cedía 1,86 % media hora después de la apertura de la sesión.

Ese indicador, que agrupa a treinta de las mayores empresas estadounidenses cotizadas, restaba a esta hora 212,45 puntos para colocarse en las 11.232,16 unidades.

Descensos más acusados registraban los otros dos principales índices de Wall Street: el selectivo S&P 500 perdía 2,37 % (-28,37 unidades) y se situaba en 1.171,01 puntos y el índice compuesto del mercado Nasdaq descendía 2,61 % (-66,14 puntos) para colocarse en las 2.466,27 unidades.

Así respondía la Bolsa de Nueva York a la decisión de Standard & Poor's de bajar el pasado viernes la calificación de la deuda soberana de EE.UU. de matricula de honor "AAA" hasta sobresaliente alto "AA+", lo que supuso la primera degradación de la calificación de la historia de este país.

Las autoridades estadounidenses recibieron con un claro disgusto una rebaja que la agencia justificó debido al estancamiento político en Washington y al considerar que el plan para reducir el déficit en la próxima década "se queda corto" de las reformas fiscales requeridas.

Este mismo lunes los responsables de Standard & Poor's justificaron de nuevo su decisión y aseguraron que hay un 33 % de probabilidades de que aplique una nueva rebaja a la nota de este país en los próximos 6 a 24 meses.

"Si hubiera un mayor consenso entre los partidos políticos de EE.UU. sobre la política fiscal o sobre un paquete de estabilización fiscal, esto haría que el país recuperase la triple A, pero no vemos ese escenario como posible en el horizonte inmediato", dijo hoy el director general de S&P, John Chambers, durante una teleconferencia.

Mientras tanto, los inversores siguen pendientes de los movimientos de las otras dos agencias calificadoras de riesgo, Moody's y Fitch, que de momento han decidido mantener la máxima calificación de "AAA" para la deuda del país.

Con ese panorama avanzaba la primera jornada bursátil de la semana, después de que el viernes Wall Street cerrara con su mayor descenso semanal desde marzo de 2009, en medio de un ambiente de preocupación y pesimismo acerca de la marcha de la economía mundial.

Así, la inmensa mayoría de los valores que integran el Dow Jones de Industriales registraban caídas, aunque la más acusada era la de Bank of America, que caía a esta hora el 8,94 % después de que la aseguradora AIG demandase a esa entidad bancaria por más de 10.000 millones de dólares por un supuesto "fraude masivo" de bonos respaldados por hipotecas.

Le seguían en ese índice el fabricante de aluminio Alcoa (-5,08 %), el líder de la maquinaria industrial Caterpillar (-5,01 %) y el conglomerado General Electric (-3,76 %).

En otros mercados el petróleo caía hasta 84,16 dólares por barril, el oro ascendía hasta 1.699,2 dólares la onza, el dólar ganaba terreno frente a otras monedas como el euro (que se cambiaba a esta hora por 1,4167 dólares, comparado con 1,4278 de la jornada anterior) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a 10 años bajaba al 2,43 %.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es