17 de noviembre de 2019, 13:43:34
Nacional

crónica política


Mariano Rajoy hace un discurso de Estado


Rajoy ha presentado este lunes su autobiografía en un ambiente de los que rodean a quienes los sectores políticos, empresariales, sociales o culturales ven como ganador de las próximas elecciones generales del 20 de noviembre. Arropado por toda su plana mayor, y con la presencia en el acto de José María Aznar, el presidente del PP se ha vuelto a mostrar comedido y no ha echado las campanas al vuelo ante la hipotética victoria que todas las encuestas le otorgan el 20-N. Al revés, el líder del PP ha pedido prudencia y ha reclamado a los suyos trabajar con toda intensidad y con unidad para resolver graves problemas que afectan a España.


“En confianza”. Es el título de las memorias que ha presentado Mariano Rajoy, editadas por Planeta, y que este lunes ha presentado en Madrid y que recogen los valores fundamentales que quiere poner en práctica el líder del PP si llega a la Presidencia del Gobierno: la moderación, la unión y la concordia. Ante 600 personas, entre las que se encontraban los principales dirigentes del PP, entre ellos el ex presidente del Gobierno José María Aznar, y empresarios como José Manuel Entrecanales, Juan Miguel Villar Mir o Luis del Rivero, Rajoy ha subrayado que el libro le ha servido para reflejar que “como he aprendido en mi vida, la moderación es buena y que un moderado puede tener convicciones tan firmes como las que pueda tener un radical”.

En su intervención, el líder popular ha destacado valores como la unión, “que hace la fuerza y la independencia, que resulta tan difícil de ganar”. En un discurso de estadistas y “ya casi como próximo presidente del Gobierno”, según analistas políticos consultados por este diario, Rajoy ha insistido en que “la moderación es buena, un moderado puede tener convicciones distintas a las suyas, y a quien pone por delante los sentimientos se le puede recordar que otros pueden tener otros sentimientos también respetables”.

En el mensaje que el máximo dirigente popular lleva lanzando desde hace meses, ha reiterado que “jugar a dividir es muy peligroso, que es bueno sumar y que hay consensos básicos sobre la convivencia que no se deben perder nunca”. Una clara referencia, sin citarla expresamente, según las fuentes consultadas por “El Imparcial” a las políticas desarrolladas por José Luis Rodríguez Zapatero durante estos últimos siete años de mandato y, además, “lo que propone su sucesor como candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba”.

Y en este sentido, mientras Rajoy lanzaba su mensaje como próximo presidente del Gobierno, desde el PSOE se tocaba llamada y se animaba a todos sus cargos, orgánicos o parlamentarios a dar la máxima difusión a las declaraciones de Rajoy para intentar demostrar con ello que el PP demuestra “ambigüedad, inconsistencia e indolencia ante los asuntos que preocupan a los ciudadanos”. En el mensaje lanzado por correo electrónico se llega a decir que “Rajoy es la nada y la mejor prueba es que los españoles le conozcan a fondo y tengan acceso a sus discursos y entrevistas”.

¿Otro supuesto pásalo de Rubalcaba, como en las elecciones generales de 2004? “Nada es descartable, según han subrayado a este diario fuentes del PP. “Pero mientras Mariano Rajoy –añaden- lanza un mensaje de Estado y de consenso, desde el PSOE sólo se busca la confrontación y el enfrentamiento, como el sucesor de Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba, lleva haciendo desde su designación a candidato del PSOE a las elecciones del 20-N”.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es