25 de mayo de 2019, 10:55:01
Opinion


De nuevo la Iglesia en la primera línea de ayuda

Rafael Ortega


Quedan apenas dos meses para las próximas elecciones generales y ya andan grupos de izquierda, indignados e insumisos, estos últimos muy sumisos a los que les dan subvenciones, que andan “mareando la perdiz” con el tema Iglesia y lo que supone esta institución para la sociedad española, naturalmente para la sociedad española que ellos desearían para todos.

Pues bien, Cáritas Española, que es una institución de la Iglesia española, ha enviado a los grupos, que conforman hasta ahora el arco parlamentario, un documento en el se indican como debe ser la actuación pública con unos criterios que ayuden a superar la desigualdad que existe en nuestra sociedad. Cáritas solicita unas prioridades, por parte del poder, que permitan abordar la solución a los temas que aún están pendientes en la estructura económica y social de España. Temas que han impedido el acceso a unas mínimas condiciones de bienestar y de dignidad de una parte importante de nuestra sociedad, que sigue viviendo en el umbral de la pobreza.

Por eso voy a citar estas propuestas. que me parecen importantísimas y que más de uno de nuestros políticos tendría que tener en su mochila durante la campaña electoral:

- Incrementar el esfuerzo en protección social para acercarlo al porcentaje medio de la UE sobre el P.I.B.
- Unificar los criterios de acceso y concesión en el Sistema de Garantía de Rentas Básicas o Mínimas, y articular un sistema global de garantía de ingresos mínimos con participa¬ción del Estado y de las Comunidades Autónomas.
- Potenciar decididamente por parte de las Administraciones públicas lo que nuestra Constitución subraya como derecho social básico, la vivienda digna.
- Lograr, por parte de la Administración del estado, la promoción y puesta en marcha de un pacto social sobre la vivienda.
- Desarrollar un marco común regulador que incluya unos criterios mínimos y que se instru¬mente mediante una Ley de Vivienda y suelo, que determine las condiciones básicas de acceso efectivo a la vivienda protegida y sus modalidades de gestión pública.
- Fijar y reforzar un marco sancionador y común a las diferentes Administraciones, que tipi¬fique un régimen de infracciones y sanciones en materia de especulación y corrupción.
- Garantizar la existencia de plazas suficientes de acogida para situaciones de urgencia durante todo el año, y con mayor incidencia en los meses de invierno.
- Implementar una red local de intervención con personas en situación de sin hogar, con la implicación de las áreas de asuntos sociales, salud, vivienda y empleo.
- Desarrollar medidas que eviten la discriminación por razón de género y potenciar aquellas que favorezcan una igualdad real entre mujeres y hombres.
- Impulsar la incorporación de los jóvenes al mercado laboral a través de una formación y unas oportunidades adaptadas a su momento vital, especialmente a los jóvenes con mayores dificultades.
- Facilitar la incorporación y la reincorporación de las personas inmigrantes en el mercado labo¬ral.
- Desarrollar una formación profesional adaptada y accesible a las personas más vulne¬rables, en colaboración con las empresas, el sector público, los agentes sociales y las organizaciones del Tercer Sector.
- Construir un marco normativo para las migraciones fruto de un consenso que posibilite construir una sociedad de acogida más plural y cohesionada, que permita luchar contra la discriminación, el racismo y la xenofobia.
- Mejorar la situación de los menores no acompañados para una adecuada integración en nuestra sociedad.
- Compromiso de alcanzar el 0,7% en nuestra aportación al desarrollo de los países más empobrecidos.
- Consenso Europeo de Ayuda Humanitaria: Mejorar el acceso de las víctimas de conflictos armados y desastres naturales a la ayuda humanitaria.
-Fomentar la educación para el desarrollo.
- Creación de una ley de acción social que proporcione carta de naturaleza y sujeto de de¬rechos al Tercer Sector de acción social.
- Desarrollo de una ley de subvenciones adaptada a las entidades del Tercer Sector de Acción Social.
- Un régimen fiscal especial que resuelva la carga fiscal del IVA.
- Mejorar el acceso a la subvención del 0,7% con destino a otros fines sociales con cargo al IRPF.
- Apoyo al desarrollo de la Banca Ética.

Si alguien dice que la Iglesia española no está con los que más lo necesitan que se lean varias veces estos puntos, que repito, todos deberían aportar en su programa. Pero…
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es