10 de diciembre de 2019, 7:29:51
Deportes

todas las propuestas fueron aprobadas


El debate sobre Mourinho y el nuevo Bernabéu marcaron la Asamblea de Socios del Real Madrid


Florentino Pérez protagonizó una entonada defensa de la figura de Mourinho durante la Asamblea de socios el Real Madrid celebrada este domingo. Entre los acuerdos alcanzados, destaca la ratificación de los acuerdos con el Ayuntamiento que permiten la futura reforma del Estadio Santiago Bernabéu.


Florentino Pérez abrió la Asamblea de socios del Real Madrid este domingo con un discurso que adivinaba por dónde irían los derroteros de la reunión. “Debemos estar alerta contra quienes buscan poner en peligro al Real Madrid”, señaló en su mensaje de apertura.

Tras algo más de cuarenta minutos, el mandatario blanco hizo balance de todo el club. En lo respectivo a la sección del fútbol, Pérez señaló al "sueño de la Décima" como el objetivo prioritario del nuevo curso. Tras referirse a la final de la Copa del Rey que dio el único título del año como "una de las mejores de la historia" y al segundo puesto liguero con una puntuación que "cualquier otro año nos habría hecho campeones", dio paso a la gran ovación de la mañana cuando hizo mención al "mejor entrenador del mundo" José Mourinho.

El otrora empleado del club, Jorge Valdano, contó también con una ovación algo menos efusiva cuando Florentino Pérez habló de la restructuración "necesaria" en la dirección general deportiva.

En el apartado económico destacó los 480,2 millones de euros de ingresos en el pasado curso, cifra que supone un incremento del 8,6% y que arroja unos beneficios de 31 millones de euros.

De cara a la mejora de las instalaciones, el máximo mandatario expuso su intención de remodelar el Santiago Bernabéu, construir una residencia para el primer equipo y otra para la cantera en Valdebebas, además de repetir su idea de hacer un parque temático del madridismo.

Tras la presentación de la cuentas del pasado ejercicio y el presupuesto del próximo, se dio paso al primer turno de ruegos y preguntas. El principal tema tenía nombre y apellido: José Mourinho.

Varios de los compromisarios que intervinieron dejaron claro que, pese a estar de acuerdo en lo deportivo, no veían con buenos ojos la acumulación de poder el portugués en la entidad blanca y sus acciones como portavoz. Eugenio Martínez Bravo habló de “un entrenador que hace de presidente y un presidente que se ausenta”.

Otro de los compromisarios que intervinieron, Ángel Buitrago, quiso dejar constancia de que "a pesar de que esté tan de moda ir al Bernabéu con la bufanda de Mourinho, yo seguiré acudiendo con la que siempre he ido: la del Real Madrid". Rafael Montero señaló al presidente que "se puede tener un tigre de mascota, pero el dueño lo tiene que tener atado para que no se coma ni a su hermana ni a su hija".

La reacción del auditorio a cada intervención hacía notar el debate. Otro de los compromisarios defendió al portugués comentando que “es el único que se atrevía a decir lo que el madridismo callaba por educación”.

Otras de las preocupaciones estuvieron orientadas en la cantera y en el futuro de la sección de baloncesto.

Florentino Pérez responde a los ruegos y preguntas con un alegato contra los críticos
En un tono lejos de su calma habitual, Florentino Pérez, reaccionó con un discurso contra las críticas a la imagen del Real Madrid. Culpó a la prensa de Barcelona de estar detrás de una campaña contra el club blanco. "La gente que nos critica se ha visto influenciada por los medios, que no se equivoquen", señaló Pérez. "El club no ha perdido imagen", señala. El presidente continuó su alegato contra los críticos:"Aparte de señorío y saber estar, también está entre los valores del Madrid la justicia", comenta. "Nos agreden, y les felicitamos. Y esto no se puede hacer". Para concluir, llegó a decir que "si no ganamos la Copa de Europa no fue por nosotros".

Sobre Mourinho, Florentino Pérez se mostró sorprendido con el grado de identificación del portugués. "Mourinho tiene el 95% del apoyo de la afición, ¿por qué ahora todos somos entrenadores? No hagamos oportunismo interesado con la unión del madridismo", sentenció un alterado Florentino Pérez.

En cuanto a la sección de baloncesto, el mandatario blanco volvió a recordar que es un apartado que "pierde 20 millones de euros cada año". Pérez comentó que respecto a la final a cuatro de la Euroliga "me llevé una decepción al ver cómo tuvimos que devolver entradas". Sobre la construcción de un nuevo pabellón, comentó que "no me pidan hacer un pabellón porque, igual si lo sometemos a referéndum, no sale".

Una vez concluyeron los temas de la Asamblea ordinaria se dio paso a la extraordinaria, donde se aprobaron los nuevos convenios con el Ayuntamiento de Madrid que, tras varias permutas y cesiones de terrenos, permiten al Real Madrid ser dueño de la totalidad de la manzana que ocupa el Santiago Bernabéu. Con los nuevos usos permitidos para esos terrenos, Florentino Pérez tiene vía libre para cumplir su sueño de remodelar el estadio del Paseo de la Castellana.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es