13 de diciembre de 2019, 4:52:14
Deportes

crónica deportiva


Los pilotos españoles colocan a nuestro deporte en lo más alto del podio


Dani Pedrosa y Carlos Checa han paseado el himno nacional por la élite del motociclismo global. Sus victorias en el Gran Premio de Japón y en el Mundial de "Superbikes", respectivamente, han protagonizado el fin de semana deportivo. Además, Marc Márquez y Nico Terol asestaron un golpe a sus rivales y se allanaron el camino para lograr la victoria final en las categorías de Moto 2 y 125 centímetros cúbicos. En lo que a fútbol se refiere, Barcelona y Real Madrid reconquistaron su papel protagonista en la Liga BBVA y ya comandan la clasificación.


La jornada dominical ha cerrado un fin de semana brillante para el deporte español. Si bien el primer acto nos ofreció una sensacional final de la Supercopa de baloncesto con una exhibición de uno de los mejores nacionales del momento -Juan Carlos Navarro- y la victoria en el Mundial de hockey sobre patines de nuestra selección masculina, este segundo acto ha elevado aún más el nivel de éxito. En la oferta deportiva de este domingo destacaban los desafíos en motociclismo y la vuelta de los gigantes de la Liga BBVA en todo su esplendor.

Tras la bajada del telón sobresale un protagonista por encima de los ilustres compatriotas: Carlos Checa. El piloto catalán se proclamó campeón del mundo de Superbikes en el cirtuito francés de Magny Cours. El "Toro" culminó una temporada sublime con un doblete en el trazado galo que significó el broche de oro a una carrera motociclista para enmarcar. El español se impuso con sobrada autoridad a los italianos Marco Melandri y Max Biaggi para hacer sonar el himno español en honor al nuevo campeón del mundo de la especialidad.

Además de esta cota en el deporte internacional alcanzada por Carlos Checa, el motor guardaba aún más alegrías al deporte patrio. El Gran Premio de Japón de motociclismo resultó casi perfecto para los intereses de nuestros representantes: una victoria parcial y dos segundos puestos que saben a paso de gigante hacia la victoria definitiva. Los protagonistas de estas hazañas fueron Dani Pedrosa -que logró batir a Stoner en Moto GP-, Marc Márquez -que al fin logró enacaramarse al primer puesto del ránking de Moto2- y Nico Terol -que sigue construyendo con inteligencia su camino hacia la gloria en 125-. El circuito de Motegi, que la semana que viene albergará una nueva oportunidad para el Ferrari de Fernando Alonso, acogió el renacimiento de Pedrosa que, amén de lograr el triunfo número 400 del motociclismo nacional, se convirtió en el único piloto en ganar en el trazado nipóon en las tres categorías. Por tanto, jornada casi redonda en lo que a motos se refiere.

Por último, llegó la Liga BBVA para poner el cierre al fin de semana deportivo. La nueva organización de las retransmisiones televisivas permitió disfrutar de todos los encuentros en exclusividad, ya que no coincidieron dos partidos simultáneamente. Por tanto, el domingo arrancó con un derbi vasco repleto de tensión y competitividad que se únicamente se decidió por la calidad de Fernando Llorente. La siguiente parada del camino ofreció un interesante Betis-Levante que permitió a los valencianos situarse al frente de la tabla -hecho histórico en el campeonato español- hasta que el Barcelona jugara su enfrentamiento ante el Sporting de Gijón.

Antes de que entraran en liza los dos gigantes del balompié patrio, el Vicente Calderón acogió un tenso Atlético de Madrid-Sevilla que concluyó con empate a cero debido a la sublime concatenación de paradas de Courtois y Javi Varas. Y, por último, llegó una nueva reedición de la liga partidcular de Real Madrid y Barcelona. En esta ocasión ganaron ambos, por lo que los blaugrana aventajan a los madrileños por un punto en su maratón que concluirá en mayo.

En Gijón, los catalanes vencieron por la mínima gracias a un tanto de Adriano y al desacierto ofensivo de los asturianos, que no consiguen levantar cabeza. Finalmente, en Cornellá, el Real Madrid firmó un nuevo episodio de sus goleadas engañosas. El conjunto merengue se adelantó en el marcador gracias a un tanto de Higuaín -que anotó un "hat-trick" en el primer partido que juega completo esta temporada-, pero el desorden que padece el conjunto entrenador por Jose Mourinho estuvo apunto de costarle los tres puntos. Casillas y la mala puntería de los delanteros "pericos" diluyeron la caricatura de equilibrio táctico que exhibió el Madrid. Cuando mejor jugaba el Espanyol, Arbeloa envió un lanzamiento lejano a Higuaín y se acabó el partido. Resultado: 0-4. Los grandes han vuelto a su lugar natural y el Barça es el nuevo líder de Primera División.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es