10 de diciembre de 2019, 20:56:35
Cultura

crónica cultural


Se expone la colección de los Stein en el Grand Palais


Matisse, Cézanne, Picasso... L'aventure des Stein, así se titula la exposición que acaba de abrir sus puertas en el Grand Palais y que dura hasta el 16 de enero. Además, durante toda la semana, la 41 Bienal de Teatro de Venecia, propone lo último del teatro emergente y talleres con los mejores directores drámaticos internacionales. Hasta el 16 de octubre.


Esta semana, arranca la 41 Bienal de Teatro de Venecia con un nuevo director, el dramaturgo español Àlex Rigola (Barcelona, 1968). Todo un acontecimiento. El festival había sido dirigido los últimos cuatro años por Maurizio Scaparro. Mucho más joven que el italiano, Rigola (Barcelona, 1968), es el responsable del Teatre Lliure (Teatro Libre) de Barcelona desde 2003 y en su carrera como director aparece la dirección de grandes clásicos de Shakespeare como Julio César (2002) o Ricardo III (2005), El proceso de Franz Kafka, Woyzeck de Büchner (2001), 2666 de Roberto Bolaño o Gata sobre el tejado de zinc caliente de Tennessee Williams (2010).

La Bienal de Teatro de Venecia, que dura hasta el 16 de octubre, una de las más importantes referencias sobre el mundo del teatro actual. Ofrece obras de todas las tendencias, experimentales, performances y teatro internacional de los directores de escena más célebres de la última década, coreógrafos y encargados de la iluminación, entre otros.

Durante la semana de la Bienal, algunos directores se han prestado a ofrecer talleres sobre las artes escénicas, convirtiendo Venecia, como ha confesado Rigola a los medios, en un “laboratorio formativo” para jóvenes artistas, actores y gente del teatro. Participan siete grandes directores teatrales, el alemán Thomas Ostermeier, los argentinos Ricardo Bartís y Rodrigo García, el italiano Romeo Castellucci, el belga Jan Fabre, el holandés Jan Lauwers.

Entre los españoles están presentes en Venecia Calixto Bieito, Carlos Marquerie (dramaturgo e iluminador) y Àlex Serrano (realizador de vídeos). El sábado 15 se podrá asistir al resultado de estos cursos cuyos actores interpretarán una secuencia dramática de quince o veinte minutos sobre uno de los siete pecados capitales contemporáneos.

En el mundo del arte, el Grand Palais inaugura estos días la exposición Matisse, Cézanne, Picasso... L'aventure des Stein. De origen americano, los Stein se instalan en París a principio del siglo XX, Gertrude, escritora, con su hermano Leo, en 1902, fascinados por el arte emergente. A su vez, llegan a Francia Michael Stein con su mujer Sarah. Son los primeros en comprar obras de los jóvenes artistas, de Matisse, de Picasso, que acogen en sus casas, junto al resto de la vanguardia artística del momento. Así empieza una de las colecciones más importantes de los años 20 y 30. La influencia que Gertrude ejerció sobre todos ellos fue considerable y su amistad con Picasso fundamental para la carrera artística del pintor español.

La exposición que se puede ver en París hasta el 16 de enero, reúne un conjunto excepcional de obras. Desde Manet, Renoir, Cézanne, Degas, que constituyen el pilar del arte moderno, a los Picasso de la época azul y rosa, a muchos Matisse, con una de las joyas de la exposición el Nu bleu, souvenir de Biskra, o La Femme au chapeau, que Leo compra en el Salón de Otoño de 1905, cuadro que causó verdadero escándalo. Braque, Duchamp, Man Ray, Manguin, Bonnard, Vallotton, Laurencin, Gris, Masson, Picabia, el Post-cubismo y los Neo-Románticos, el conjunto es fascinante. El recorrido se articula en ocho salas que aportan información sobre cada uno de los miembros de esta familia americana de mecenas Leo, Sarah y Michael y, por fin, Gertrude.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es