15 de diciembre de 2019, 2:29:14
Cultura

crónica cultural


Louise Bourgeois-Antoni Tapiés y Mercedes Gómez-Pablos


Se inaugura en el Museo Thyssen-Bornemisza la exposición Arquitecturas pintadas. Hasta el 22 de enero. Además, inauguración de Mercedes Gómez-Pablos en Orfila, hasta el 5 de noviembre, y de Louise Bourgeois y Antoní Tápies, hasta el 27 de noviembre.


Este martes hablamos de exposiciones. La primera la de Arquitecturas pintadas que se inaugura este martes en el Museo Thyssen-Bornemisza. Se han colgado 144 obras, la mayoría de época Renacentista en las que Il Canaletto (Venecia, 1697-1768) es su verdadero protagonista. Hay obras de Fra Carnevale, Gentile Bellini, Carlo Crivelli, entre muchos artistas. En las obras de Leon Battista Alberti (1404-1472) se aprecian las ideas teóricas mejor que en ningún otro.

Los comisarios de la exposición han sido Delfín Rodríguez, catedrático de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid y Mar Borobia, jefe de conservación de Pintura Antigua del Museo Thyssen Bornemisza.

Escenarios de monumentos, calles, edificios, viven un auge especialmente a partir del Renacimiento, tomando un nuevo rumbo donde se vuelcan conocimientos y teorías. Por eso, la ciudad más representada será Roma, cuna del Renacimiento. En algunos casos, se refleja la arquitectura real. Otros, por el contrario, la arquitectura representada responde a una idea exótica y en absoluto basada en la realidad. En este caso, las ciudades más representadas son Jerusalén y Babilonia. Vemos como cambia el estatus del artista que pasa a ser un instrumento de propaganda y poder. Hasta que en el siglo XVIII, la representación de la arquitectura se transforma en un género nuevo que tiene como único protagonista a la ciudad. También vemos cómo la representación arquitectónica sirve simplemente de marco a las escenas de los personajes y se pueden observar detalles muy curiosos de vida y costumbres pasadas.

La segunda exposición de la que me gustaría hablar es la muestra Louise Bourgeois-Antoni Tápies, que se puede ver hasta el 27 de noviembre, en la Galería Soledad Lorenzo. Para la inauguración, se ha contado con la presencia de Jerry Goroboy, responsable directo de la obra y las exposiciones de Louise Bourgeois desde 1980. Dos años más tarde, el museo MoMA de Nueva York le dedicaba una retrospectiva. Louise Bourgeois fue la primera mujer a contar con dicho privilegio a pesar de haber conseguido el reconocimiento que se merecía muy al final de su vida. Moría en 2010, a los 98 años de edad.

Entre las obras de L. Bourgeois que figuran en la exposición Rencontre hay varias esculturas de acero como la angustiosa celda con una cabeza negra en su interior o Hand que representa una mano de tela roja. Asimismo, una serie de 36 dibujos en pequeño formato sobre tela presentan estudios de su famosa Araña. De Antoni Tàpies están presentes sus obras más representativas, en las que se acusa una incesante búsqueda sobre la materia. Su simbología recurrente y sus temas capitales.

Y, para terminar, la sorpresa que nos dio este lunes la pintora Mercedes Gómez-Pablos, que en su búsqueda incesante de nuevas formas de expresión y materiales mostró con verdadera maestría su dominio artístico y sus sentimientos femeninos a través de la abstracción. La muestra reúne unas 50 obras, todas ellas originales y en papel y que se vendieron más de la mitad el primer día de la exposición. Y es que no hay como una pintora que ha sabido demostrar una constancia laboral, disciplina y originalidad desde hace más de cincuenta años. Exposición abierta en la Galería Orfila, hasta el 5 de noviembre.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es