1 de agosto de 2021, 3:00:23
Mundo

biografía


Gadafi, el líder temido y la persona extravagante



Su padre, pastor de camellos, le dio estudios primarios y secundarios y después completó su formación en la Academia Militar. El 1 de septiembre de 1969, ayudado por un grupo de oficiales, tomó el poder siguiendo el modelo egipcio y derrocó al rey Idris cuando se encontraba de visita en Atenas. Heredero del panarabismo del ex presidente egipcio Abdel Nasser, cuando llegó al poder copió la constitución egipcia y emuló su lema nacional: "Libertad, socialismo y unidad".

Asumió la presidencia del Consejo de Mando de la Revolución y proclamó la República Arabe Libia, que a partir de 1977 adoptó el nombre de Al-Yamahiria Arabe Libia Popular Socialista. Su política ha girado en torno a la unidad del mundo árabe. Por ello buscó alianzas que le llevaron a soñar con los Estados Unidos del Sáhara, o en fusiones efímeras con Egipto, Túnez, Argelia o Marruecos.

En 1971 se creó la Unión Socialista Arabe, único partido en el país. El 15 de abril de 1973, tras un fallido golpe de Estado, anunció una revolución cultural con la inclusión de los llamados comités populares de base (que actuan como pequeños ministerios). Dos años después, en 1975, superó una intentona golpista debido al malestar social y en 1976 decidió publicar el llamado Libro Verde", donde defendia una "tercera teoría universal", que rechazaba el capitalismo y el socialismo, por considerarlos ajenos al contexto social árabe.

En 1977 proclamó la Yamahiriya, (República de masas) con la que trató de dar la voz al pueblo a través de la creación del Congreso General del Pueblo (foro legislativo que sirve de intermediario entre las masas y el liderazgo del ejecutivo) y los llamados comités revolucionarios ( organizaciones de base que controlan la actividad política del país) del nuevo Estado. Contrario a la paz con Israel, en 1977 se opuso a la iniciativa propuesta por el presidente egipcio Anuar El Sadat. En 1984 renovó el Congreso General del Pueblo y creó dos nuevas secretarías, la de universidades y de seguridad exterior. La creación de estos organismos y la represión contra los disidentes aumentó la actividad de grupos opositores, principalmente el Frente Nacional para la Salvación de Libia, según Gadafi, patrocinado por gobiernos extranjeros.

Encuadrado por parte de EEUU en la órbita del terrorismo internacional, en abril de 1986 aviones norteamericanos bombardearon Trípoli y Bengasi, en un intento de acabar con las tensiones en la zona tras 10 años de enfrentamientos por la internacionalidad de las aguas del Golfo de Sirte y por inspirar Libia numerosas acciones terroristas. En el ataque murieron 40 personas entre ellas una de las hijas adoptivas de Gadafi. Paradójicamente, la llegada al poder de Gadafi fue bien acogida por Washington y la CIA le ayudó en tres ocasiones a sofocar golpes de Estado.

En política exterior en 1988 se reconcilió con Túnez y Argelia y en 1989 se adhirió a la Unión Arabe Magrebí. En 1990 se abstuvo de apoyar a Irak pese a la poca estima que le merecen las petromonarquías del Golfo. Mientras, en política interior volvió a encarcelar a integristas islámicos.

En 1992 la ONU le impuso un embargo aéreo -que ha violado en diversas ocasiones- por su negativa a entregar a EEUU o Gran Bretaña, a dos sospechosos del atentado contra un avión de Pan Am en la localidad escocesa de Lockerbie en 1988 en el que murieron 270 personas.
En 1994 dicho organismo endureció las sanciones y ordenó la congelación de ciertos activos libios en el extranjero. Finalmente y después de la mediación de Nelson Mandela en 1999, entregó a los dos sospechosos para que los juzgaran.

En septiembre de 1999 coincidiendo con el 30 Aniversario de la revolución, emprendió una campaña de promoción internacional y abrió sus mercados tras siete años de aislamiento, si bien en 2000 arremetió contra Europa a la que calificó de "espacio no libre" en la primera cumbre UE-Arabe. Al tiempo, en 2002 amenazó con retirarse de la Liga Arabe por considerarla "ineficaz" en la defensa de las causas árabes, en especial la palestina.

En su intento de acercarse a Occidente, en 2002 anunció la detención en Libia de varios miembros de Al Qaida acusados de los atentados contra EEUU en 2001, si bien se mostró contrario al ataque de EEUU contra Irak. Asimismo, en 2004 anunció la indemnización a las 160 víctimas del atentado contra la discoteca berlinesa "La Belle" en 1986, del que se acuso a los servicios secretos libios, como parte de sus esfuerzos para regresar a la comunidad internacional Ese año 2004 el gobierno libio y los familiares de las 170 víctimas del atentado contra el avión de la compañía UTA en 1989 del que también se culpó a Libia, firmaron en París un acuerdo de indemnización de un millón de dólares, lo que mejoró los lazos entre París y Trípoli. Poco después EEUU levantó varias sanciones.

En 2006 consiguió reconciliar al presidente chadiano con los grupos rebeldes; sin embargo, en 2007 no lo logró en el conflicto de Darfur.
En febrero de 2010 se produjo la crisis de los visados al suspender Trípoli la concesión de visas a ciudadanos del espacio Schengen en respuesta al veto de entrada en Suiza a más de cien ciudadanos libios. Un mes después, y tras la intervención de la presidencia española de la UE Gadafi levantó la restricción. A finales de 2010, varios cables de diplomáticos estadounidenses filtrados a Wikileaks lo calificaban de "voluble y excéntrico", afectado de graves fobias y de actuar conforme a sus caprichos.

En febrero de 2011, a raíz de las protestas populares en Túnez y Egipto que acabaron con sus respectivos regímenes, afrontó una revuelta similar en su contra y en menos de dos semanas las fuerzas de la oposición se hicieron con el control del 85% del país.
Las protestas, que fueron violentamente reprimidas por las fuerzas de seguridad, arrojaron un balance, según las organizaciones humanitarias, de al menos 10.000 muertos, situación por la que en marzo hubo de intervenir militarmente una fuerza internacional de la OTAN.

Aislado por la comunidad internacional y atrincherado en su cuartel general de Tripoli junto a sus hijos, aún negaba en una entrevista haber perdido el control de la situación en Libia porque "el pueblo le amaba" En mayo de 2011 y tras estar sumido el país en un conflicto civil, la Corte Penal Internacional solicitó una orden de arresto contra él, su hijo Saif al Islam y el director de la inteligencia militar del régimen, su cuñado Abdulá al Senusi, por supuestos crímenes de lesa humanidad.

Después de semanas de combate, el 21 de agosto los rebeldes consiguieron entrar en el corazón de Trípoli y dos días después tomaron el Palacio de Gadafi donde ya ondea la nueva bandera, si bien el coronel no fue hallado en el complejo presidencial. Parte de su familia huyó a Argelia si bien las autoridades de este pais resaltaron que en el caso que Gadafi intentara entrar en Argelia sería entregado a la Corte Penal Internacional.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es