19 de septiembre de 2021, 14:23:12
Sociedad

no descartan acciones penales


Los médicos apoyarán a los ciudadanos contra los recortes sanitarios


Denuncias públicas, manifestaciones, huelgas y exigir ante los tribunales responsabilidades civiles y penales ante los recortes en el ámbito sanitario son las medidas que estudian los médicos para salvaguardar al Sistema Nacional de Salud (SNS) y que llevarán a cabo "siempre al lado de los ciudadanos".


Los portavoces del Foro de la Profesión Médica han presentado este jueves en una rueda de prensa un manifiesto en el que advierten a las autoridades sanitarias de que "no tolerarán más mermas" en el servicio que prestan a los ciudadanos españoles bajo el pretexto de la crisis económica. El secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Patricio Martínez, ha hecho hincapié en que es el ciudadano "el que paga" el sistema y también "el que vota", por lo que afrontarán esta lucha contando con su complicidad.

Cualquier medida de presión que adopten los profesionales sanitarios contará con el apoyo de los pacientes y, en esta línea, han recordado cómo los políticos catalanes optaron por quitarse la paga extra una vez que los ciudadanos protagonizaron encierros y protestas.

La huelga es la actuación que menos convence al presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, para quien lo primero es "señalar y acusar con el dedo", como han hecho este jueves, y después buscar la alianza con los ciudadanos para que "no se pierda de ninguna manera la grandeza" del SNS.

Y todo esto dicho "en pleno inicio de campaña electoral" con el propósito de hacer reflexionar a los políticos de todos los partidos, quienes, pese a reconocer que la Sanidad es "lo prioritario", están "metiendo la cuchara" en los servicios sanitarios de aquellas comunidades autónomas en las que gobiernan.

El dirigente sindical ha advertido de que, si esto no funciona, llevarán a cabo "medidas de verdadera presión" como una posible huelga general, que podría celebrarse la "próxima primavera". "Los recortes en Sanidad solo pueden aceptarse en economía de guerra", ha aseverado por su parte Sendín.

El presidente de la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME), José Manuel Bajo, ha subrayado que antes de hacer recortes que rebajen la calidad de las prestaciones sanitarias, hay otros muchos campos donde los políticos deberían actuar. "Vaya dirigida nuestra primera crítica a la clase política, por no haber sabido prever ni gestionar adecuadamente una situación que si bien se enmarca en una crisis de carácter internacional, en nuestro país presenta caracteres específicos", reza el manifiesto suscrito por las más relevantes organizaciones de facultativos.

El texto alberga diez puntos, entre los que destaca la manida petición de un Pacto de Estado por la Sanidad sin el que será "imposible" la sostenibilidad del actual modelo y que evite la utilización de este ámbito con "fines partidistas".

Manifiesto del Foro de la Profesión Médica ante los recortes sanitarios
La actual coyuntura de crisis económica complica enormemente la vida social de nuestro país, que se ve obligado a recortar sus gastos. Sin mucha transparencia, las distintas administraciones van imponiendo medidas de recorte, selectivamente centradas en lo que podríamos considerar como pilares de la sociedad del bienestar: la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Como profesionales, como médicos, no podemos negar la realidad, ni pretender ignorarla, como si no fuera con nosotros. La reducción de recursos que se plantea en las distintas administraciones, no puede si no preocuparnos seriamente, máxime cuando se pretende, además, asegurar que con ello no se reduce la calidad asistencial.

Crítica de la situación actual
España dedica a Sanidad 2 puntos menos de PIB que la media de la UE-15, y, sin embargo, el predicamento de nuestra medicina pública está en los primeros lugares. “¿Qué es lo que falla entonces?", cabe preguntarse. Y la respuesta puede ser que quizá el Estado no está dando prioridad a aquellos sectores que deben mantenerse básicos que conforman el estado de bienestar.

Es cierto que el Sistema Nacional de Salud acumula una deuda de entre 15.000 y 20.000 millones de euros, pero esto hay que relacionarlo con el punto anterior (el menor presupuesto que España dedica a la Sanidad), y, en todo caso, creemos que antes de hacer recortes en la asistencia sanitaria, hay otros muchos campos donde pode actuar.

Vaya, pues, dirigida nuestra primera crítica a la clase política, por no haber sabido prever ni gestionar adecuadamente una situación que si bien se enmarca en una crisis de carácter internacional, en nuestro país presenta caracteres específicos.

Los médicos españoles llevamos años reclamando una política sanitaria con mayúsculas que, primero, garantice los recursos suficientes y acto seguido vele por su calidad y gestión óptima. La Sanidad es uno de esos servicios básicos puestos a disposición de los ciudadanos y sobre ella han actuado sin recabar la opinión de los profesionales que sustentan ese sistema y sin medir las consecuencias.

Los profesionales hemos intentado ofrecer al SNS lo mejor de nosotros mismos no siempre en unas condiciones laborales que se correspondieran con nuestra competencia y responsabilidad.

Tenemos un sistema sanitario fragmentado, heterogéneo, que no ofrece las mismas prestaciones según la CCAA de que se trate, una mala gestión de los recursos, y excesiva burocratización, etc. Frente a actuaciones de tanta pobreza política como el descargar en las espaldas de los profesionales los ajustes que hayan de hacerse en la Sanidad, los médicos tenemos derecho a criticar la falta de medidas contra otras ineficiencias económicas en el sector público.

Qué hacer: propuestas de la profesión
PRIMERO.- Exigimos un Pacto de Estado por la Sanidad que debe contemplar acuerdos globales que hagan posible la sostenibilidad del sistema. En este Pacto es sustancial el acuerdo al máximo nivel político y los partidos deben comprometerse a no utilizar la Sanidad con fines partidistas.

SEGUNDO.- Presupuestos realistas y finalistas con una financiación suficiente que responda a una cartera de servicios claramente definida que respete los principios equidad, universalidad y solidaridad.

TERCERO.- Es necesario incrementar la productividad y eficiencia del Sistema Nacional de Salud mediante un plan estructural de reformas que contemple la reducción al mínimo de la burocracia.

CUARTO.- Hay que cambiar el MODELO RETRIBUTIVO de los profesionales, para vincular buena parte del mismo a los resultados y a la calidad.

QUINTO.- Rechazamos cualquier recorte que afecte negativamente a la calidad asistencial de los pacientes.

SEXTO.- Exigimos la creación de una comisión de expertos que estudie el catalogo de prestaciones y que establezca criterios para la evaluación pre y postimplantación de medicamentos, tecnologías sanitarias e innovaciones clínicas como elementos fundamentales a la hora de racionalizar los recursos sanitarios.

SÉPTIMO.- Consideramos imprescindible desarrollar una política coherente y de calidad en el ámbito de los recursos humanos, y más concretamente, en la planificación de las necesidades futuras de médicos.

OCTAVO. - Desde el liderazgo en la gestión clínica, que nos corresponde por competencia y responsabilidad, los médicos exigimos su potenciación y extensión, como elemento clave para mejorar la eficiencia del SNS.

NOVENO.- Es urgente que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) funcione con criterios cohesionadores y ejecutivos.

DÉCIMO.- Hay que garantizar la Formación Médica Continuada y desarrollar la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), particularmente en lo que atañe al desarrollo profesional.

Integran el Foro de la Profesión Médica: la Organización Médica Colegial (OMC); la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM); la Federación de Asociaciones Científico-Medicas Españolas (FACME); el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud (CNECS); la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM); y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es