5 de julio de 2020, 8:20:39
Deportes

real madrid 78-65 cajasol


El Real Madrid también sabe ganar sin sus "NBA"


El Real Madrid se impuso por 78 a 65 al Cajasol Banca Cívica en el partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga Endesa ACB. En un partido más igualado de lo que acabó reflejando el marcador, destacó la actuación de Sergio Rodríguez al mando del quinteto blanco.


Un domingo feliz para la familia madridista. Si por la mañana los aficionados blancos disfrutaron con la goleada al Osasuna en el Bernabéu, aquellos que continuaron la jornada acercándose al Palacio de Deportes por la tarde tuvieron un menú algo distinto. El conjunto madridista sufrió para derrotar al Cajasol por 78-65, con Sergio Rodríguez como principal protagonista.

Entre los espectadores que simultanearon ambos espectáculos deportivos se encontraba Florentino Pérez, que asistió al estreno de Ibaka sobre el parquet local tras su debut en Gran Canaria el domingo anterior. El reciente fichaje se mostró discreto en los escasos seis minutos y medio con los que contó.

El Cajasol entrenado por Joan Plaza -aplaudido por su antigua afición nada más aparecer- logró contener a los de Pablo Laso en una primera mitad marcada por los bajos porcentajes de acierto en el tiro de dos y desde la línea de triple (un 15% en los locales). Alternando el protagonismo anotador a través de la pareja English-Triguero, en el primer cuarto, y Bodganovic en el segundo, el conjunto sevillano se marchó a los vestuarios con una ventaja de cinco puntos (31-36).

La charla de Pablo Laso a sus pupilos en el descanso surtió efecto y los locales salieron al tercer cuarto con una defensa férrea y con un Sergio Rodríguez en plan estrella. Con él y Pocius en cancha, el Madrid dejó cuatro minutos sin anotar al Cajasol y logró revertir las diferencias con un parcial 10-0 (41-36).

A partir de ese momento, pese a que los sevillanos lo intentaron, el Madrid se dedicó a administrar la renta. La lucha del Cajasol duró hasta que se agotó el esfuerzo de Bodganovic y Triguero. En el último período Begic recogió el testigo anotador y una canasta sobre la bocina de Mirotic dejó el marcador en el definitivo 78-65.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es