13 de diciembre de 2019, 4:45:13
Cultura

Crítica de arte


[i]La persistencia de la geometría[/i]


En la exposición La persistencia de la geometría, que puede visitarse en CaixaForum Madrid, el juego de líneas y colores que propone convence por la simplicidad de su puesta en escena no exenta de ingenio. Esta muestra, fruto de acuerdo de colaboración entre la Fundación la Caixa y el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) permite hacerse idea de cuál ha sido el uso que de la geometría se ha hecho en la escultura contemporánea.


Pese a que el arte contemporáneo ha hecho de la geometría una de sus marcas de identidad, ha sido un motivo decorativo recurrente desde la Antigüedad. Basada, hoy por hoy, en un vocabulario esencial, de formas básicas y abstractas, la geometría responde a la idea de que no hay más que lo que se ve.

Con la intención de crear un nuevo lenguaje más allá del naturalismo o del realismo, los artistas que han abordado su estudio durante las últimas décadas lo han hecho basando su trabajo en las ideas de pureza y perfección. Para hacerse una idea de cómo ha sido llevada a cabo esta asimilación de la geometría por parte del arte contemporáneo merece la pena visitar la exposición La persistencia de la geometría en CaixaForum Madrid, donde han sido reunidas obras de su propia colección además de una selección de la del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), institución de referencia en este ámbito.

Las líneas rectas mezcladas con las curvas, la variedad de colores y la sencillez de su puesta en escena son las claves que definen esta muestra, que incluye la obra Cubo de condensación, de Hans Haacke, elaborada con metacrilato y agua, y que simula un cubo con vaho en su interior. Precisamente Haacke será objeto de una exposición en el Museo Reina Sofía a partir del 15 de febrero.

Bruce Nauman. Piedras negras bajo luz amarilla. Bloques de mármol negro y lámparas de neón.


Pero no es la única pieza que merece ser destacada. Richard Long comparte con Haacke el deseo del artista por centrarse en la materialidad y las formas exentas de expresión emocional. Su obra creada con mármol blanco sobre el suelo de una de las salas de la muestra es una de las que más atención atraen, aunque también lo hace el juego de colores propuesto por los organizadores de la exposición. Así, tras una oscura sala en la que se distingue un cubo rojo proyectado sobre la pared, el visitante se topa con una sala iluminada con fluorescentes amarillos en la que descansa la obra Piedras negras bajo luz amarilla, de Bruce Nauman, quien se sirve de bloques cuadrados de mármol negro para elaborar una instalación de grandes dimensiones interactuando con el espacio.

Francesc Torres es otro de los artistas que, como Nauman, entiende la geometría como algo en constante transformación. Lo confirman sus obras Esculturas de colores de cartón y Sculptura, en la que mezcla el plástico, el metacrilato y el agua. Acompañan a estos trabajos fotografías de Àngels Ribé y Carles Pujol.


Los tres heliograbados sobre papel de León Ferrari, que titula Ciudades, Espectadores y Escalera, dan cuenta de la idea asimilada por este artista por representar la línea como el elemento del que parte el desarrollo de la obra. Ferrari forma parte de una corriente de creadores cuyas inquietudes artísticas versan sobre las formas libres encaminadas a abandonar la exactitud de la geometría. Así lo hacen también Gego en su obra Columna 71/9 y Waltercio Caldas en Aladino; ambas colgadas del techo.

Enmarcados en el minimalismo, otros artistas como Jordi Colomer, Rachel Whiteread o Rodney Graham desarrollan sus obras a partir de la utilización de formas geométricas sencillas y repeticiones modulares. Con ellos llega el momento en el que la geometría deja de ser abstracta para dar forma a trabajos que rezuman referencias cotidianas. Sobre el suelo descansa un pasillo de resina creado por Whiteread, al tiempo que bajo una potente luz lo hace la obra El lugar y las cosas, de Colomer, y sobre la pared, Collected Pepers, de Graham.

Conviene dedicar unos minutos a la ingeniosa instalación de Damián Ortega Nueve tipos de terreno, en la que a través de nueve proyecciones sobre la pared, el artista propone una visión diferente de la geometría, mediante la visión de la caída constante de módulos que recuerdan a piezas de dominó.

Información sobre la exposición:

Lugar: CaixaForum Madrid.

Fecha: hasta el 25 de marzo.

Horario: abierto todos los días de 10:00 a 20:00 horas.

Entrada gratuita.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es