25 de octubre de 2020, 23:17:50
Madrid

Ayuntamiento


Ecologistas denuncian el uso de madera ilegal en mobiliario urbano



Los ecologistas protestan por el "no cumplimiento" del ejecutivo municipal de sus compromisos de no utilizar madera ilegal en el mobiliario urbano, según un comunicado.

Los activistas han desplegado una pancarta con el lema "Banco ilegal, crimen forestal" y han señalado los bancos próximos al Consistorio con la advertencia "No te sientes en madera ilegal".

Con esta acción, la organización ecologista denuncia que el Ayuntamiento "no está poniendo medidas suficientes para garantizar una política real de compra verde", según el comunicado.

Greenpeace denuncia que ha investigado a las principales empresas suministradoras de mobiliario urbano al Ayuntamiento de Madrid y ha encontrado madera de compañías especializadas en tala ilegal, así como madera procedente de regiones donde la actividad forestal está fuertemente vinculada a la tala ilegal, la violencia, la ocupación de territorios indígenas e, incluso, los conflictos bélicos.

"En la candidatura olímpica Madrid 2012 Gallardón prometió que sólo se utilizaría madera certificada en las obras de Madrid. Antes ya había prometido lo mismo en un acuerdo de la Junta de Gobierno y, posteriormente, en un manual de buenas prácticas".

"La última promesa ha venido en forma de decreto. Pero mientras Gallardón sigue prometiendo, los impuestos de los madrileños podrían estar financiando la tala ilegal y la deforestación", ha señalado Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace.

En un informe, Greepeace expone cómo, desde 2003 hasta hoy, el Gobierno municipal ha manifestado en cuatro ocasiones sus intenciones de adoptar una política de contratación que evite que en sus obras y suministros se use madera procedente de talas ilegales o la destrucción forestal.

Sin embargo, "la realidad es que las dos principales empresas suministradoras de mobiliario urbano no pueden garantizar que la madera proceda de una gestión forestal responsable".

Greenpeace ha visitado en numerosas ocasiones a las empresas Conalsa (Leganés) y Moycosa (Colmenar Viejo) - principales proveedoras de mobiliario urbano al Ayuntamiento de Madrid y otros grandes municipios del área metropolitana- y ha podido observar y fotografiar madera procedente de empresas vinculadas a la tala ilegal a gran escala en Camerún.

También se ha constado que Costa de Marfil, país dividido por un conflicto armado donde hay problemas de tala ilegal, es uno de los orígenes de la madera que utilizan ambas empresas, según el comunicado.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es