19 de junio de 2021, 14:49:34
Economía

Tras las rebajas crediticias del viernes


S&P quita la 'triple A' al fondo europeo de rescate



La agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) anunció este lunes que ha rebajado la nota que asigna al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) de la triple A a AA+.

La decisión de la agencia sigue a la degradación que anunció el viernes de la calificación de la deuda de nueve países de la zona euro, entre ellos Francia, Italia y España.

"El FEEF toma nota de la decisión de Standard and Poor's de rebajar la nota a largo plazo del FEEF a AA+", ha señalado el fondo temporal de rescate de la eurozona tras ser avisada de la revisión por la agencia.

El presidente del Fondo, el alemán Klaus Regling, ha asegurado que la "rebaja a AA+ por parte de una sola agencia de calificación no reducirá la capacidad de préstamo de 440.000 millones de euros" que tiene el FEEF.

"El FEEF tiene medios suficientes para cumplir con sus compromisos bajo los actuales y posibles futuros programas de ajustes hasta que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) esté operativo en julio de 2012", ha asegurado Regling.

El Fondo ha destacado además que sigue manteniendo la máxima calificación por parte de las otras dos grandes agencias, Moody's (Aaa) y Fitch (AAA), lo que subraya su "solidez".

"Ninguna de las dos agencias ha indicado acción alguna para el FEEF en el futuro inmediato", ha destacado.

Standard & Poor's indicó en diciembre que, dependiendo del resultado de su revisión de las notas de gobiernos miembros del FEEF, "podríamos rebajar la nota a largo plazo del FEEF en uno o dos escalones".

El FEEF goza de la máxima solvencia porque está respaldado por las garantías -por valor de 780.000 millones de euros- de los países de la eurozona, especialmente de los países triple A.

El FEEF tiene una capacidad efectiva de préstamo de 440.000 millones de euros, aunque en realidad es ya solo de 250.000 millones de euros si se descuentan los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda.

El contribuyente más importante al FEEF es Alemania que, tras la reciente ampliación del fondo, aporta 211.046 millones de euros, seguida precisamente por Francia, país al que la agencia retiró el viernes la triple A, corresponden 158.488 millones de euros en avales y garantías.

El fondo temporal de rescate emite bonos a 3, 5 y 10 años y recientemente lanzó un programa a corto plazo centrado en subastas de letras a 3, 6 y 12 meses.

De momento emite títulos para financiar los rescates de Irlanda y Portugal y está previsto que actúe también en el segundo programa de asistencia financiera de Grecia.

El MEDE entrará en vigor un año antes de lo previsto y, a diferencia del FEEF, tendrá un capital suscrito de 700.000 millones de euros, de los que 80.000 millones serán aportaciones directas de capital por parte de los Estados de la zona euro en cinco entregas anuales iguales, mientas que los 620.000 millones restantes se aportarán como capital movilizable y garantías, lo que le permite actuar con más rapidez y flexibilidad.

Los líderes de la eurozona acordaron además en la cumbre de diciembre revisar en marzo el techo de la dotación de 500.000 millones de euros.

También se mostraron dispuestos a acelerar los pagos de capital.

Draghi: funcionar sin las agencias de calificación
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, afirmó este lunes que conviene "aprender a funcionar sin dar tanto peso a las evaluaciones" de las agencias de calificación.

"Reguladores, inversores y bancos han de ser más independientes de esas evaluaciones. Esa es la actitud que ya lleva aplicando en los últimos años el BCE", explicó en el Parlamento Europeo.

Estas fueron las primeras palabras de Draghi después de que la agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) diera un hachazo el pasado viernes a la deuda de la eurozona, al rebajar la nota de nueve países y retirar la triple A a Francia y Austria.

La misma agencia quitó este lunes la máxima calificación al Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), en un movimiento esperado tras la revisión de la pasada semana.

"Tenemos que aprender a funcionar sin estas evaluaciones o, por lo menos, tener en cuenta que solo son una más de las informaciones sobre la solvencia y fiabilidad crediticia", afirmó Draghi.

Por otro lado, Draghi señaló que "sería positivo aumentar la competencia" también en el sector de la calificación, donde reinan tres agencias de notación (Fitch, S&P y Moody's).

"En vez de fijarnos demasiado en lo que dicen las evaluaciones o lamentarnos por sus estimaciones debemos cambiar de actitud", concluyó.

Draghi compareció en la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo como presidente de la Junta Europea de Riesgos Sistémicos.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es