26 de julio de 2021, 15:50:09
América

Se eleva el tono entre sendos países


Reino Unido y Argentina, al borde de los insultos por las Malvinas


Londres y Buenos Aires han vuelto a enzarzarse en un duelo verbal por la soberanía de las islas Malvinas o Falklans. El miércoles el primer ministro británico, David Cameron, tachó a Argentina de "colonialista", calificativo que al gobierno de Fernández, no dudó en responder como un gesto "ofensivo" e incluso "torpe e ignorante".


El Gobierno argentino consideró "absolutamente ofensivos" los dichos del primer ministro británico, David Cameron, quien acusó a Argentina de "colonialismo" por su insistencia en reclamar soberanía sobre las islas Malvinas, objeto de una guerra entre ambos países en 1982.

"Son absolutamente ofensivos, sobre todo tratándose del Reino Unido. La historia muestra claramente cuál fue su actitud frente al mundo", dijo el ministro argentino del Interior, Florencio Randazzo, en breves declaraciones a la prensa.

El funcionario aseguró que aspira a que el Reino Unido "acepte la resolución de las Naciones Unidas (ONU) y se siente a negociar" la soberanía del archipiélago del Atlántico sur.

Por su parte, el vicepresidente argentino, Amado Boudou, calificó como "un exabrupto torpe e ignorante" las afirmaciones de Cameron. "Es lamentable, porque como mínimo es una falacia histórica lo que ha dicho sobre el colonialismo. Todo el mundo sabe lo que ha significado Gran Bretaña respecto del colonialismo durante siglos", afirmó Boudou, al frente del Poder Ejecutivo debido a la licencia de 20 días de la presidenta Cristina Fernández, quien se recupera de una operación de tiroides.

Las declaraciones de Cameron son "un exabrupto torpe, ignorante, porque ignoran la realidad histórica, y nos deja impresionados tanta ignorancia", insistió Boudou a la prensa.

El Comité de Descolonización de la ONU dictaminó en 1965 que en las Malvinas hay una situación colonial que se debe resolver por medio de negociaciones entre Argentina y Reino Unido, que en 1833 envió una nave de guerra que invadió las islas y desalojó a la población argentina.

Tras acusar de "colonialismo" al país suramericano, David Cameron informó este miércoles que el martes convocó al Consejo Nacional de Seguridad de su país para abordar la situación en las islas, situadas a 400 millas marinas de las costas argentinas.

En la sesión semanal de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes, Cameron dijo que se "asegurará" que se respeta la "autodeterminación" de los malvinenses.

El "premier" conservador británico afirmó que decidió reunir al consejo -formado por militares y políticos y que el mismo Cameron presidió- para "asegurar" que las "defensas y todo lo demás está en orden".

Hace diez días, Cameron ya había indicado que descartaba una negociación con Argentina sobre la soberanía de las Malvinas y dijo que su país debe mantener siempre la "vigilancia" de las islas, en alusión a la decisión de varios países latinoamericanos de bloquear el acceso a sus puertos de buques con bandera malvinense.

Con base en resoluciones de la ONU, Argentina sostiene que los malvinenses no tienen derecho a la autodeterminación por tratarse de descendientes de colonos ingleses y reclama al Reino Unido que reanude las negociaciones de soberanía interrumpidas desde la guerra librada en 1982 y que ganaron los británicos.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es