28 de septiembre de 2021, 5:46:37
Nacional

"ABSOLUTO Y CONTUNDENTE RECHAZO"


Garzón acusa a Marchena de interpretar de forma "sesgada" sus cursos de Nueva York


El juez Baltasar Garzón ve "difícil" reparar los "graves perjuicios" que le han supuesto la causa abierta contra él por el patrocinio por parte de cinco entidades de sus cursos en Nueva York, pero ha mostrado su confianza en el sistema judicial español y en que quedarán claros los hechos. En una nota de prensa enviada este sábado a los medios, Garzón ha expresado su "más absoluto y contundente rechazo" al auto dictado ayer por el magistrado del Tribunal Supremo Manuel Marchena en el que le imputa un delito de cohecho impropio al entender que las cantidades abonadas tuvieron siempre relación directa con su condición de juez.


El juez Baltasar Garzón ha mostrado este sábado su más "absoluto y contundente rechazo" a las conclusiones a las que ha llegado el magistrado del Tribunal Supremo Manuel Marchena para imputarle indiciariamente un delito de cohecho impropio por su participación en unos cursos organizados por el juez en la Universidad de Nueva York en 2005 y 2006, cuando disfrutaba de un permiso de estudios en esta ciudad.

Mediante una nota de prensa, el juez suspendido de la Audiencia Nacional señala que el instructor de la causa, que además es uno de los magistrados que le han juzgado recientemente por el caso de las escuchas a la trama 'Gürtel', ha realizado una interpretación "sesgada y parcial" de lo ocurrido y ha vulnerado sus derechos por denegar la práctica totalidad de las pruebas solicitadas por su defensa. "Es difícil reparar los graves perjuicios ya irrogados", apunta Garzón.

Ayer mismo, Marchena notificó el auto por el que daba concluida la instrucción de la causa abierta a Garzón en relación con el dinero que obtuvo de diversas empresas que patrocinaron unos cursos que él dirigió en el centro académico norteamericano. En esta resolución, el magistrado del alto tribunal concluye que existen indicios de comisión por el juez de un delito de cohecho impropio, que conlleva una pena de multa de 3 a 6 meses.

En el comunicado, fechado en Madrid, Garzón señala que la inculpación por un delito de cohecho que realiza el instructor del Supremo "contradice lo ampliamente probado en la causa" y realiza afirmaciones "graves e inciertas" contra él y otras personas -en alusión, sin citarlas, a su esposa e hija- que nada tienen que ver con la "investigación prospectiva" que Marchena ha realizado sin respetar sus derechos.

Niega que solicitara el dinero
Además, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 vuelve a insistir en lo ya declarado en dos ocasiones ante el instructor en relación con estos hechos, que jamás ha "solicitado, gestionado, administrado ni recibido personalmente o por tercero ni directa o indirectamente cantidad alguna, en metálico ni en especie, de ninguna de las corporaciones" patrocinadoras de los cursos de los que fue director en Nueva York.

Recuerda que, en su día, su defensa ya recusó a Marchena por el hecho de que fuera uno de sus juzgadores en el asunto de las escuchas a los imputados en 'Gürtel' -que actualmente se está deliberando- y, a la vez, instructor en esta causa contra él. "La resolución ahora dictada demuestra lo fundado de esa recusación", concluye ahora Garzón.

Finalmente, y pese a los "graves perjuicios" causados, el juez de la Audiencia Nacional muestra su confianza en el sistema judicial español, "que está fuera de toda duda" y en que, a través de los recursos que presente su defensa, "quedarán claros los hechos de forma definitiva".

En su auto, Marchena emplea términos muy duros para calificar la conducta del juez suspendido de la Audiencia Nacional, al que acusa de mezclar su condición de autoridad jurisdiccional -pese a encontrarse disfrutando de una licencia de estudios-, con la de "exitoso gestor de fondos" .

El instructor afirma tener indicios de que las cantidades cobradas por Garzón estaban relacionadas con los ingresos efectuados por el Banco Santander, Endesa, Cepsa, Telefónica y BBVA.

Esta resolución constituye el paso a la fase intermedia de este procedimiento -auto de transformación- , y en ella se da traslado a las diferentes partes para que formulen acusación o bien petición de sobreseimiento en el plazo de 10 días. Una vez recibidos estos informes, Marchena podría dictar la apertura de juicio oral y sentar en el banquillo por tercera vez al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5.

La Fiscalía no ha venido acusando en este procedimiento, por lo que es probable que insista en su archivo, mientras que la acusación popular, ejercida por los abogados José Luis Mazón y Antonio Panea, solicitarán su procesamiento.

El juez aprecia indicios de comisión de un delito de cohecho impropio del articulo 426 del Código Penal por tres motivos: que Garzón era autoridad o funcionario público en el momento de los hechos, que las dádivas o regalos fueron entregadas a su condición de juez y que ello implico obtención de una ventaja o aprovechamiento personal o de un tercero.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es