23 de enero de 2021, 2:16:18
Nacional

el anuncio de Gallardón, bien acogido


Los notarios, optimistas ante bodas y divorcios tras la caída hipotecaria


La alegría entre los notarios es palpable después de que el ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, anunciara una ley de mediación y jurisdicción voluntaria que suponga, entre otros asuntos, que los notarios puedan resolver matrimonios y divorcios de mutuo acuerdo. De hecho, el Consejo General del Notariado ha asegurado que esta ley ayudará a paliar la crisis que vive este colectivo, así como a descongestionar los juzgados españoles.


El Consejo General del Notariado ha asegurado que la ley de mediación y jurisdicción voluntaria anunciada este miércoles por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que les atribuirá nuevas competencias en materia de matrimonios o divorcios, ayudará a paliar la crisis que vive este colectivo. Una crisis que como en otros sectores tiene mucho que ver con la burbuja inmobiliaria. Puesto que gran parte de los ingresos de los notarios españoles proviene de la firma de las hipotecas y demás asuntos relacionados con el ámbito mercantil, no es de extrañar el daño que le está haciendo la crisis a este sector y la buena acogida del anuncio del ministro.

El Gobierno, en su afán por descongestionar a los juzgados, tiene previsto desarrollar una ley de mediación y de jurisdicción voluntaria que permita que muchos de los asuntos que actualmente deben ser tramitados por vía judicial, como es el caso de los matrimonios civiles o los divorcios de mutuo acuerdo, puedan ser tramitados ante notario. Una noticia que los notarios aplauden porque consideran que la doble función de funcionarios públicos y profesionales del Derecho de los 3.000 notarios que hay en España les sitúa en una "posición idónea" para tramitar matrimonios civiles o divorcios siempre que sean de mutuo acuerdo y no afecten a los derechos de menores y con total respeto a las competencias de los jueces, a otros procedimientos en materia de derechos reales, obligaciones, sucesiones y derecho mercantil. En cualquier caso, los abogados, en el caso de los divorcios, seguirán interviniendo aunque estos se celebren ante notario.

Además, el avanzado sistema tecnológico del Notariado, único e integrado, permite la comunicación telemática y la realización de todo tipo de trámites ante las Administraciones, lo que simplificaría la parte procedimental de estos actos jurídicos, tal y como ha explicado el órgano notarial en un comunicado.

Desde el departamento de prensa del Consejo piensan que la medida será seguro exitosa porque ya que viene llevándose a cabo desde hace tiempo "en países como Francia así como en otros de la Unión Europea".

Sobre las tasas aún no está nada claro. Todavía y hasta que no se regule y desarrolle la ley de mediación y jurisdicción voluntaria, no se sabrá que precios se pondrán a las bodas y a los divorcios. "Imaginamos que esta nueva operación contará con un honorario fijado por el Ministerio de Justicia, como ocurre en el caso de los testamentos", han explicado las mismas fuentes del Consejo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es