23 de noviembre de 2019, 2:50:13
Cultura

programadas 14 óperas para 2012- 2013


Mozart protagoniza la nueva temporada del Teatro Real


Tres títulos del genial compositor de Salzburgo figuran entre las catorce óperas que el coliseo madrileño ha programado para la temporada 2012- 2013, presentada oficialmente esta mañana.


El director artístico del Teatro Real, Gerard Mortier, acompañado del Presidente del Patronato, Gregorio Marañón, y del Director General, Miguel Muñiz, ha presentado ante los medios la próxima temporada lírica de la capital, en la que Mozart tiene un papel relevante con la representación de tres de sus obras más emblemáticas: Così fan tutte, Don Giovanni y La Flauta Mágica. Mortier ha asegurado que Mozart siempre ha ocupado el centro de su pensamiento en relación a la ópera. Aunque sus obras constituyen siempre un reto muy difícil, especialmente para la orquesta y el coro, Mortier ha querido llamar a una reflexión sobre el compositor austriaco asegurando que su trabajo es tan genial y extraordinario que cada representación es siempre única.

Otro de los ejes que marcarán la próxima programación es el tema del poder y en este capítulo quedan incluidas obras como Boris Gudonov, que cantará Günther Groissböck; Macbeth, de Verdi, con Dimitris Tiliakos en el papel principal; y, por último, la ópera titulada The Perfect American que gira en torno a Walt Disney – un hombre con un enorme poder sobre los niños y al mismo tiempo muy triste, en palabras de Mortier – que ha sido compuesta por Philip Glass y cuyo estreno mundial tendrá lugar en Madrid.



En relación a los grandes nombres de la lírica que pasarán por Madrid durante la temporada que acaba de presentarse, Plácido Domingo volverá a cumplir con su cita anual en el Real y lo hará con Il Postino, la obra en la que el tenor español interpreta a Pablo Neruda y que él ha elegido personalmente, ya que, como aseguraba Mortier, es lógico que “una figura de la talla de Plácido Domingo tenga carta blanca en su ciudad natal”. Juan Diego Florez, con Los pescadores de perlas, de Georges Bizet, en versión concierto, y Edita Gruberova, que interpretará a Elisabetta en la obra de Donizetti Roberto Devereux, también en versión concierto, serán otras de las grandes figuras que se subirán al escenario en la siguiente temporada. Y en el ya clásico ciclo de Las noches del Real, más nombres consagrados como el del director de orquesta Teodor Currentzis, el guitarrista Cañizares, la soprano María Bayo o el pianista Maurizio Pollini.

En general, una temporada que ha sido muy bien acogida y que, a pesar de sus comentadas diferencias con la presente, supone en todo caso una clara continuidad con el exitoso proyecto que se lleva a cabo en el Real y que ha significado la creciente relevancia del teatro madrileño a nivel internacional, donde ya son muchos los medios y, por supuesto, los profesionales y aficionados a la ópera que han puesto su mirada en lo que se hace hoy aquí. Sin olvidar, como aseguraba Gregorio Marañón este martes, que corren tiempos difíciles para todos, también para los teatros de ópera, aunque la situación adversa pueda ofrecer oportunidades para quien lo haga mejor. “De los demás teatros tenemos siempre que aprender”, ha afirmado, para a continuación confirmar que gracias al proyecto que se ha puesto en marcha y al equipo que lo lleva acabo, el Teatro Real ha conseguido “capear el temporal”.



Son fundamentalmente cuatro los puntos que están marcando la buena marcha del proyecto: la búsqueda de la excelencia, con una orquesta que va cosechando éxito tras éxito y un coro que ya está considerado como uno de los mejores de Europa; una clara proyección internacional, que se refleja en el creciente interés que despierta fuera de nuestras fronteras lo que aquí se está haciendo; la involucración de la sociedad civil o mecenazgo; y, por fin, una buena gestión económica que se confirma a través de las cifras y que supone que el porcentaje del 58% que antes provenía de las administraciones públicas haya quedado reducido hoy a un 42%.

La nueva programación incluye, por supuesto, a la danza, con cuatro espectáculos: Lo Real, de Israel Galván, que será un estreno mundial y está coproducido con el Teatro de la Villa de París en colaboración con el Instituto Andaluz de Flamenco de la Junta de Andalucía; One of a kind, con el Ballet de la Ópera de Lyon; Romeo y Julieta, a cargo de la Compañía Nacional de Danza y, por último, Mozart Dances, de Mark Morris Dance Group.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es