TAL VEZ SEA UN PARIPÉ, ES UNA INDECENCIA POLÍTICA