Un Gobierno que elude su responsabilidad es un Gobierno irresponsable
El éxito de Madrid frente a Cataluña no es casualidad