Quim Torra agita la violencia independentista
Andalucía: Sánchez se estrella a la primera