www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Irán y Hezboláh se suben al carro de la lucha de Hamás

jueves 21 de agosto de 2014, 20:21h

El año pasado, tras desertar del “eje de resistencia” dirigido por los iraníes y posicionarse en la coalición suní en contra del régimen de Assad en Siria, Hamás perdió el respaldo del efímero gobierno de los Hermanos Musulmanes en Egipto y se granjeó la amarga enemistad de los nuevos gobernantes militares de El Cairo. Todo esto dañó seriamente los intereses políticos, económicos y militares de Hamás en la Franja de Gaza y la aisló regionalmente.

El alejamiento de Irán y Siria tuvo un precio. La ayuda militar procedente de Irán, que durante años ha canalizado armamento pesado a través de Sudán y Sinaí, se paralizó por completo.

La separación del eje de resistencia desencadenó la oposición interna dentro de los líderes de Hamás. El ala militar de Hamás escribió al líder político Khaled Mashaal de la organización con base en Qatar que “Palestina será liberada por las armas y no con dinero”, reclamando un restablecimiento de los lazos con Hezboláh e Irán y criticando las estrechas relaciones de Hamás con Qatar.

A resultas de lo cual, los líderes de Hamás iniciaron negociaciones encaminadas a mejorar las relaciones con Irán, su antiguo auspiciador, y con su aliado libanés, Hezbolláh. De hecho, llegaron a un acuerdo para continuar con su cooperación frente a Israel, aunque difiriendo de la política a seguir con respecto a la guerra civil siria.

La actual crisis es el resultado directo de la debilidad de Hamás en una situación calamitosa que ya no controla. Los principales patrocinadores de Hamás, Qatar y Turquía, están condenados al ostracismo por las principales potencias sunís: Egipto, Arabia Saudí, Jordania y otros países del Golfo.

Por otra parte, Irán está sobrecargado por su participación militar, política y económica en los conflictos sirios, libaneses e iraquíes. Unas negociaciones nucleares sensatas con las potencias occidentales también dictan una mayor moderación.

Curiosamente, hasta hace poco, los líderes iraníes y el secretario general de Hezboláh, Hassan Nasrallah, guardaron silencio en lo relativo a la intensa ofensiva militar israelí contra Hamás. De repente, dos semanas después de que comenzara la Operación Margen Protector de Israel, los antiguos aliados de Hamás recuperaron la voz.

Irán

En un discurso pronunciado el 23 de julio, el líder supremo iraní Ali Khamenei dijo que “hasta que se destruya el régimen [sionista] desalmado e infanticida”, la resistencia armada “es la única vía posible”. Añadió que “Cisjordania debería ser armada igual que Gaza” por alguien que sea capaz de hacer algo.

Al día siguiente, el miembro del Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior del Majlis, Esmail Kowsar, instó a que se armara Cisjordania, mientras la milicia Basij pedía al gobierno que presentara un proyecto de ley para armar a los palestinos de Cisjordania, en conformidad con las afirmaciones de Khamenei.

En un discurso del 22 de julio de 2014, el comandante de la milicia Basij, Ali Fazli, dijo que los palestinos de Gaza son socios del eje de resistencia e incluso los llamó “chiíes”.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores Mohammad Javad Zarif dijo que Irán está dispuesto a enviar ayuda humanitaria y sanitaria a la Franja de Gaza, así como a trasladar a los palestinos heridos a Irán, para que allí reciban tratamiento. El gobierno egipcio todavía no ha dado permiso para dar este paso ni para que seis miembros del Majlis iraní visiten Gaza. (Teheran Times, 25 de julio de 2014)

La organización iraní Bazaaris’ Basij ha anunciado que abrirá una cuenta bancaria para reunir dinero de los ciudadanos con el fin de suministrar armas a los guerreros palestinos, según informó el 24 de julio la agencia de noticias iraní FARS.

Mayor interés despierta aún que Amir Mousavi, antiguo consejero del ministro de Defensa, afirmara que Teherán va a proveer de misiles a los palestinos de Cisjordania. Dijo que “se necesitan medios sencillos… [y] no hacen falta misiles de largo alcance” porque “la distancia entre Cisjordania y Tel Aviv, Haifa y otras áreas, es mucho más corta que desde Gaza”. (Al-Mayadeen TV, según informa MEMRI)

Hezbolá

En un comunicado emitido el 6 de julio por su oficina de prensa, Hezboláh instaba a una amplia campaña de solidaridad con el pueblo palestino, “que ha sufrido una escalada de conflictos”.

El Secretario General Adjunto de Hezbollah, Sheikh Naim Qassem, dijo el 13 de julio, cinco días después del inicio de la crisis, que “el pueblo palestino que lucha en Gaza está sometido a una verdadera guerra, ante el bochornoso silencio oficial árabe y la conspiración internacional, pero la valiente resistencia palestina… vencerá del mismo modo… que venció la resistencia libanesa”, sin mencionar siquiera el nombre de Hamás. (Página web de Al-Manar, 13 de julio de 2014)

En la primera reacción pública ante la guerra de Gaza, el 25 de julio, Nasrallah prometió “todos los medios de apoyo” para la resistencia palestina en esta batalla contra Israel. “Nos sentimos como verdaderos compañeros de la resistencia palestina… Vuestra victoria es también la nuestra”. En una conversación telefónica con el líder de Hamás, Khaled Meshaal, de fecha anterior pero en esa misma semana, Nasrallah había dicho que el movimiento de la resistencia apoyaría “el levantamiento y la resistencia del pueblo palestino con nuestro corazón, nuestra voluntad, nuestra esperanza y nuestro destino”. (Press TV, 26 de julio de 2014)

Moussa Abu Marzouk, representante de Khaled Mashaal, contó a la agencia de noticias rusa RIA Novosti que Hamás espera que Hezboláh ataque a Israel desde el norte y que luchen juntos contra Israel, lo cual “podría significar mucho”. (JPost, 30 de julio)

Da la impresión de que Irán y Hezboláh han decidido sumarse a la lucha introduciendo dos elementos nuevos: intentos de armar a los simpatizantes o a elementos pagados de Cisjordania (como hicieron durante la segunda Intifada) y convencer a Hamás de que vuelva a apoyar al “eje de resistencia” y aliarse con el régimen de Assad.

Probablemente haya varias razones que expliquen esta tardía reacción de Irán/Hezboláh ante la guerra de Gaza.

-La indecisa e incluso extraña conducta de los Estados Unidos en esta crisis, como por ejemplo el proyecto de propuesta de cese del fuego que aceptó el Secretario de Estado John Kerry bajo presión qatarí y turca. Es más, EE.UU. ha insinuado que está preparado para cooperar con Irán frente a la amenaza del EIIL (Estado Islámico de Irak y el Levante).

-Conversaciones de políticos y expertos israelíes diciendo que esta operación no destruirá a Hamás y que cabe esperar otra ronda dentro de dos o tres años.

-La expectativa de que Hamás será percibido en el mundo árabe como el vencedor de esta guerra, del mismo modo que Hezboláh emergió después de la II Guerra del Líbano.

-Una menor urgencia de entablar negociaciones nucleares después de que Irán y seis potencias importantes llegaran el 18 de julio a un acuerdo para continuar con las conversaciones durante cuatro meses más.

Desde el punto de vista operativo, aprovecharon para hacer sus perturbadoras declaraciones el Día de Quods (Jerusalén), patrocinado por Irán, el último viernes del Ramadán, que este año ha recaído en el 25 de julio, cuando decenas de miles de palestinos se manifestaron violentamente por toda Cisjordania y Jerusalén en protesta por la operación israelí en Gaza.

Cabe señalar que el miembro del Comité Central de Fatah, Tawfiq Tirawi, en una entrevista televisada, dijo que la violencia de Cisjordania dará lugar a una “gran explosión” y será legal utilizar todos los medios al alcance, “y que nadie diga que las armas están prohibidas en Cisjordania”. (Canal Libanés Al-Mayadeen TV, 24 de julio de 2014)

Irán y Hezboláh se alegrarán de poder contribuir a que surja una tercera Intifada en Cisjordania, y sus movimientos serán estrechamente vigilados por las autoridades israelíes más relevantes. Posiblemente puedan usar territorio jordano y su larga frontera con Israel para introducir armas de contrabando en Cisjordania, como hicieron durante la segunda Intifada, con mayor o menor éxito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.