www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA ECONÓMICA

Mejora el desempleo de larga duración

lunes 22 de diciembre de 2014, 08:32h
Mejora el desempleo de larga duración
Ampliar
Cuanto más tiempo sin trabajar, más difícil es reengancharse. Por José Carlos Rodríguez

Siempre se señala al paro como la principal lacra de nuestra crisis. Quizás lo sea. Pero hay un aspecto sobre el que no se recala lo suficiente, y es el problema del desempleo de larga duración, el drama de quienes llevan más de un año, o más de dos, sin encontrar un empleo. Los analistas señalan que cuanto más tiempo está una persona sin trabajar, cuanto más desconectada está con el mundo laboral, más difícil es reengancharse a él.

Es un círculo vicioso que sume en la desesperación y el abandono, y que tiene efectos a largo plazo sobre la capacidad de generar ingresos. No se trata ya de la renta que ha dejado de generar durante el período de inactividad, sino las oportunidades perdidas de crecimiento profesional. Si la inactividad profesional se prolonga durante muchos años puede tener efectos sobre la esperanza de vida.

La Fundación Alternativas prestó atención a este acuciante problema, y señaló que los jóvenes menores de 25 años y los mayores de 45 son los más afectados. La falta de formación es una de las causas de un desempleo prolongado, especialmente en los parados de mayor edad, por lo que ya tenemos una indicación de por dónde pueden ir los comportamientos que contribuyan a aminorar el problema.

El estudio, “Los parados de larga duración en España en la crisis actual”, está elaborado por Sara de la Rica y Brindusa Anghel. La educación, señala, no es la única causa del desempleo de larga duración. “Otro de los factores”, dice “es la generosidad de los subsidios de desempleo, en particular aquellos que son asistenciales y que se otorgan a los individuos que, tras agotar los subsidios contributivos, cumplen las condiciones necesarias para recibir los subsidios asistenciales”.

Hay más: “Si los niveles de protección del empleo de los trabajadores son muy altos, los empresarios pueden optar por una creación de trabajo menor a la que sería óptima”. Y “otro Si los niveles de protección del empleo de los trabajadores son muy altos, los empresarios pueden optar por una creación de trabajo menor a la que sería óptima”. A ello hay que sumar el desajuste geográfico entre oferta y demanda de empleo, sumado a la baja flexibilidad laboral.

¿Cuál ha sido la evolución del desempleo prolongado en España? Si acudimos a los datos recogidos por el INE, vemos que el porcentaje de los parados que llevaba dos años o más en el paro, sobre el total de parados, era alto en el primer trimestre de 2002, cuando todavía se notaban los efectos de la primera crisis del siglo XXI: era del 22,2 por ciento.

Fue rebajando paulatinamente hasta el primer trimestre de la crisis, el último de 2007. Entonces, el porcentaje de los desempleados con dos o más años era del 11,5 por ciento. A partir de entonces, el número de nuevos parados empezó a crecer de forma dramática, por lo que el porcentaje de desempleados con este criterio (dos años o más), siguió bajando, hasta ser el 9,1 por ciento en el cuarto trimestre de 2008. Pero a partir de entonces, volvió a subir. El mero paso del tiempo, con un mercado laboral cerrado y que seguía expulsando a trabajadores, hizo que ese porcentaje se haya disparado hasta el 43,2 por ciento en el tercer trimestre de 2014.

Por lo que se refiere al número de parados con dos o más años en esa situación, desde 2002 hay algo más de 400.000 españoles en esa situación, pero desde 2005 el número cae de esa cifra, y en el tercer trimestre de 2007, último de la época de boom, hay sólo 205.300 parados que llevan al menos dos años buscando empleo. Luego crece. Lo hace de forma paulatina, durante 2008 y 2009, y acelerada desde 2010. Puesto que 2009 es el año de mayor destrucción de empleo, es en 2011 cuando más aumenta el número de parados con dos o más años sin emplearse. En el primer trimestre de 2011 supera el millón de personas, y en el primer trimestre de 2012 se supera el millón y medio. En 2013 se superan los dos millones.

Pero ya se ve una tendencia a la corrección. El máximo se alcanza en el primer trimestre de 2014 (2.419.400 personas), y desde entonces, y durante los seis últimos meses, ha caído hasta los 2.343.600 del tercer trimestre de este año. Esto es consecuencia de que en el primer trimestre de 2013 empezó a descender el número de parados que llevaba de uno a dos años en esa situación.

Estos datos indican que la situación de los parados de larga duración ha dejado de empeorar, y comienza a corregirse.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios