www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El pánico de Pablo Iglesias

viernes 06 de febrero de 2015, 08:06h

Pablo Iglesias está más pendiente que la propia Merkel de la evolución de las negociaciones de los líderes de Syriza con las autoridades monetarias de la UE. Sabe que si Grecia fracasa y se produce una catástrofe económica por la salida del euro, las expectativas electorales de Podemos podrían hundirse. Y, de momento, pintan bastos.

La altanería de Tsipras y sus ministros, como la de Pablo Iglesias, al desafiar la autoridad monetaria de la UE ya ha provocado el hundimientos de las bolsas, la vertiginosa subida de la prima de riesgo y la retirada masiva de los depósitos bancarios. El BCE ha cerrado el grifo, no admite la deuda como aval (bonos basura), por lo que, si Syriza no rectifica y se atiene a las exigencias europeas, los bancos griegos se quedarían sin liquidez en poco más de un mes; consecuencia: el caos económico se apoderaría de Grecia que se vería abocada a un “corralito”.

Y es que Alemania no cede a las exigencias chulescas de Syriza, entre otras cosas, porque estaría mandando mensajes de que las medidas de austeridad no sirven y, aun peor, animaría a otros países a incumplir las exigencias de los rescates.

Mientras tanto, Tsipras todavía alardea ante sus seguidores de que no recibe órdenes y pretende refugiarse en brazos de Rusia, un país que con la bajada del petróleo difícilmente está en condiciones de ayudar a los griegos. Y el ministro de Finanzas propone como alternativa a las autoridades europeas luchar contra el fraude y subir los impuestos a los ricos para financiarse. Dos medidas que, de aplicarse, nadie sabe lo que producirían. Pero no rectifica sus propuestas que incumplen la normativa europea como subir el salario mínimo, las pensiones, contratar más funcionarios…

De momento, la gira de los griegos por los despachos de las autoridades de la UE ha resultado un fracaso. Pero, al menos, han aprendido una lección: o se atienen a la normativa europea o se van del euro. Y si salen de Europa, lo previsible es que el caos político y económico se apodere de Grecia. Pablo Iglesias tiembla de pánico ante esta perspectiva. Porque sabe que buena parte de su éxito electoral se basa en el éxito de Syriza. Se ha volcado en la campaña del líder griego, ha apoyado sus propuestas políticas, se ha identificado con su ideario político. Y ahora puede sufrir el terremoto en sus carnes. Y Rajoy se parte de risa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

1 comentarios