www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ciudadanos contra todos

lunes 09 de marzo de 2015, 20:11h
Si hay que valorar a alguien por el tamaño de sus enemigos, Albert Rivera debe de ser un político sumamente valioso y su partido, Ciudadanos, el enemigo a batir. Podemos le ningunea, por cuanto pretende que sólo el PP sea su rival e ir fagocitando en mayor o menor medida al resto, y UPyD recela de quien le está comiendo el terreno de partido outsider. Pero es el PP quien más nervioso está ante la posibilidad de que una formación que acaba de dar el salto a la política nacional le arrebate un buen puñado de votos.

Dicho nerviosismo se plasmó en ridículo la pasada semana, cuando Rafael Hernando, portavoz popular en el Congreso, se mofó de Rivera comparándole con Naranjito -la mascota del Mundial 82-. Que un partido como el PP pretenda minusvalorar la españolidad de Albert Rivera denota hasta qué punto andan desnortados en la calle Génova. Y que, además, incluyan en su argumentario para rebatirle que se a un partido nacido en Cataluña y con sede en Barcelona es el colmo de la incompetencia.

En sus inicios, Albert Rivera estuvo en la órbita del PP. Si fuese él y no Alicia Sánchez Camacho quien liderase el partido en Cataluña, las cosas serían bien diferentes para los populares. Hoy Ciudadanos representa una opción menos potente que Podemos pero cuya pujanza en los sondeos es igualmente meritoria. Lo que debe de hacer el PP es ilusionar a su electorado con mensajes claros e inteligibles como los de Albert Rivera en lugar de elegir candidatos nefastos como Juanma Moreno en Andalucía o la propia Alicia Sánchez Camacho.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios