www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS PORTADAS Y OPINIONES DEL VIERNES

Revista de prensa: ¿Por qué?

viernes 27 de marzo de 2015, 09:12h

Los diarios se preguntan, tras conocerse las revelaciones de la Fiscalía francesa, por qué un joven alemán de clase media, con apenas 27 años, estrella voluntariamente un avión con 150 personas a bordo. Algunos hablan de depresión, otros de su obsesión por ser el mejor, otros de su pasión por volar, pero nadie puede dar razones concluyentes.

Portadas del viernes 27 de marzo de 2015.
Ampliar
Portadas del viernes 27 de marzo de 2015.

El Mundo titula por el siguiente detalle: “El copiloto que estrelló el A320 paró su formación por depresión”. Andreas Lubitz, de 27 años, dice el diario, volaba con Lufthansa desde septiembre de 2013 tras haber interrumpido su preparación seis meses en 2009. El fiscal revela que, según la caja negra, el copiloto se encerró en la cabina, impidió la entrada al comandante y activó el botón de descenso del avión. Otras informaciones comienzan a abrirse paso tímidamente en las portadas en las portadas: “Jordi Pujol Ferrusola multiplicó por diez el dinero opaco de Andorra”; “El Banco de España eleva al 2,8% el PIB por la mejora del crédito y el consumo”; y “Alaya llama a Sabalete tras difundirse el audio con las presiones a los trabajadores”.

En páginas de Opinión, El Mundo incide en “un horror humano que obliga a mejorar los protocolos de seguridad aérea” y que, además, “multiplica el sufrimiento de los familiares de las víctimas por cuanto es imposible comprender que alguien protagonizara semejante monstruosidad”. Sostiene también: “La aviación es el modo de transporte más seguro. (…) Pero esta tragedia ha llevado a muchos expertos a denunciar que la tecnificación no se ha acompañado del suficiente entrenamiento de los pilotos, que se sigue haciendo hoy prácticamente como en los 70. También parece evidente la necesidad de mejorar las pruebas médicas y psicológicas a las que se les somete, tanto en el momento de obtención de la licencia como en las revisiones periódicas posteriores, mucho más laxas. En este caso, por desgracia fallaron los tests al no detectar anomalías de personalidad”.

La Razón se hace la pregunta sin adornos: “¿Por qué”. Aporta una pregunta del test al copiloto que estrelló el avión: “¿Tiene usted intención de matar?”, y asegura que los profesionales piden un control más severo de las pruebas psiquiátricas aunque el suicida las había superado todos. España autonómica: “Monago denuncia un fraude en la formación durante la etapa del PSOE en Extremadura” y “Podemos y Ciudadanos vuelven a pedir las cabezas de Chaves y Griñán”, mientras el PP lo que quiere es un pacto para que gobierne la lista más votada.

‘Cuando sucede lo impensable’, titula La Razón su editorial más destacado, que dice: “Aunque muy infrecuentes, este tipo de actos no son del todo inusuales –al menos hay noticia de media docena de incidentes de estas características en los últimos 35 años– y su prevención representa uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la seguridad aérea. (…) La prevención, por lo tanto, pone el acento en la selección de los pilotos, pero también en el seguimiento de sus condiciones de salud, control estricto que provoca la retirada de cientos de licencias de vuelo cada año, pero que no es infalible. Los pilotos están expuestos a las mismas presiones vitales que el resto de los ciudadanos y, por lo tanto, pueden sufrir episodios de depresión como cualquier persona. (…) Como siempre, los expertos, tras examinar todos los aspectos de la tragedia, harán sus recomendaciones. Mientras, debemos estar muy unidos con las familias de las víctimas, doblemente golpeadas”.

El País dice que “La policía busca la razón por la que el copiloto estrelló el avión”. Da una foto de Andreas Lubitz, y titula su perfil “Un joven amable de clase media que siempre soñó con volar”. Debajo puede verse la casa familiar del copiloto en Montabaur, en Alemania. Además, “La economía española acelera su recuperación”. “Los bombardeos de Arabia Saudí en Yemen abren el riesgo de una guerra regional”, puede leerse también en la portada.

Los editorialistas de El País destacan la “conmoción después de saberse que el avión fue estrellado deliberadamente por el copiloto”. Exponen: “La conversación global de miles de millones de personas coincidió ayer durante muchas horas en un mismo idioma de perplejidad, horror y sensación de fragilidad e irracionalidad. (…) El misterio permanece. Las exigencias serán cada vez mayores (¿cómo es posible que no se prohíba drásticamente que una persona sola quede dentro de una cabina cerrada?) y es imprescindible que las investigaciones continúen hasta que haya un relato verosímil de ese gesto de un joven de 27 años que decide estrellarse al mando de un Airbus 320 y matar en el golpe a otras 149 personas. La respuesta que se puede dar, a falta de explicaciones, apunta más a los oscuros laberintos del interior del ser humano, donde actúan fuerzas muchas veces imperceptibles e incomprensibles”.

ABC lleva el entrecomillado de la Fiscalía francesa: “Tuvo la voluntad de destruir el avión”. Dice, además, que el pasaje fue consciente en los últimos instantes ante los golpes del comandante intentando abrir la cabina. El diario le hace en portada una ficha al copiloto, donde destaca: “Obsesionado con ser el mejor”.

En su editorial sobre el vuelo de Germanwings, ABC pone el foco sobre la “rapidez de la información y la transparencia modélicas” de la Fiscalía francesa, que explicó “una matanza al detalle”. Apunta por último este diario: “La explotación interesada de la tragedia, la fabulación de relatos conspirativos o el enfrentamiento político, tan frecuente en el delicado ámbito de las tragedias, están de más cuando la Administración muestra, a las claras y de inmediato, toda la información de la que dispone y desmonta cualquier intento de intoxicar, explotar el morbo o alimentar el enfrentamiento político. La verdad, por dolorosa que resulte, es lo que más une”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios