www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PRESIDENTA Y OPOSICIÓN ASPIRAN A ENTERRAR LA BRONCA DE LA ERA GONZÁLEZ

La nueva Asamblea de Madrid, un oasis de cordialidad

miércoles 24 de junio de 2015, 12:47h
Cristina Cifuentes, Ángel Gabilondo, José Manuel López e Ignacio Aguado abren un nuevo tiempo en la Comunidad de Madrid. La Asamblea, lugar donde se ha asistido en los últimos años a más jaleo que parlamento, se espera en los próximos uno de los principales escenarios para escuchar discusión política sin rebasar los límites del respeto entre los contendientes ni hacia los ciudadanos.

Cristina Cifuentes y Ángel Gabilondo. EfeLa legislatura echa a andar en la Comunidad de Madrid. No sin obstáculos, Cristina Cifuentes ha logrado la confianza de Ignacio Aguado para que Ciudadanos sume sus votos a los del Partido Popular. La estabilidad del Ejecutivo dependerá del cumplimiento de los compromisos entre estas fuerzas.

Ya en la noche del 24 de mayo llamó la atención la calma con la que se acogieron los resultados, en contraste, sin ir más lejos, con los correspondientes al Ayuntamiento de la capital. Cifuentes se impuso con 48 escaños y su socio natural alcanzó 17, haciendo posibles los 65 que marcan la mayoría absoluta.

Desde su primera comparecencia, Ángel Gabilondo dio prioridad a Cifuentes para que tratara de ser investida. Él se mantendría en segundo plano a menos de que su oponente fracasara en las reuniones. Ha cumplido y el tono de respeto del socialista, que no perdió en campaña, se mantiene.

Con José Manuel López, de Podemos, Cifuentes reconoce -recíprocas- diferencias insalvables. Eso no es impedimento, y en las primeras sesiones parlamentarias se ha demostrado, para que la relación sea amable y las discusiones más constructivas de lo que resultarían con insultos o reproches.

Los portavoces de la oposición en la Cámara acaban de llegar a la política desde otros ámbitos –salvando el paso de Gabilondo por el Ministerio de Educación- y no reproducen hasta la fecha sus vicios. Igualmente, la nueva presidenta regional dista del carácter en público y en privado de sus antecesores.

Uno de los principales puntos de atención será la auditoría que Cifuentes se ha propuesto hacer precisamente de la tarea de sus antecesores, garantizando además que habrá un cambio notable en materias como la transparencia, una bajada generalizada del IRPF o que blindará los sistemas sanitario y educativo. Otro, no menor, su relación con Manuela Carmena.

En el mandato que ha expirado, la Asamblea de Madrid centró grandes broncas entre Ignacio González y Tomás Gómez, con parecido final para uno y otro. Los próximos cuatro años, al menos por la forma en que han comenzado y por sus protagonistas, se prevén más positivos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios