www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FRANCISCO VISITA BOLIVIA

Evo Morales regala al Papa una cruz formada por una hoz y un martillo

jueves 09 de julio de 2015, 09:54h
Evo Morales ha sorprendido al Papa con un regalo inesperado: una cruz de Cristo formada por una hoz y un martillo. Francisco ha comentado que su presente era "más sencillo" que lo que recibía de manos del presidente de Bolivia.
Francisco, junto al presidente boliviano Evo Morales, quienes intercambiaron varios regalos en el Palacio de Gobierno de La Paz (Bolivia). Efe
Ampliar
Francisco, junto al presidente boliviano Evo Morales, quienes intercambiaron varios regalos en el Palacio de Gobierno de La Paz (Bolivia). Efe
Francisco dejó claro en su primer día en Bolivia que aprecia los cambios que se han producido en el país y por otra parte pidió "diálogo" en el conflicto que mantiene con Chile por el acceso negado al mar. El Papa llegó al aeropuerto de El Alto, procedente de Ecuador, donde le esperaba presidente boliviano, Evo Morales, quien había preparado un recepción vistosa con coros, cantos tradicionales y la representación de las varias culturas presentes en el país,

Morales pronunció un discurso breve, explicaron que para no alargar demasiado la estancia del papa ante el posible mal de altura, ya que el aeropuerto se encuentra a más de 4.000 metros. La respuesta del Papa llegaría después en el discurso que dirigió a la sociedad civil en la catedral de la Paz.

Ambos intercambiaron varios regalos en el Palacio de Gobierno de La Paz, entre ellos una cruz formada por una hoz y un martillo y el Libro del Mar, entregados por el mandatario. El intercambio se realizó tras la reunión privada que celebraron durante casi media hora en el Palacio Quemado. Francisco comentó que lo suyo era "más sencillo" que lo que recibía del mandatario.

Morales le entregó la máxima condecoración de Bolivia, el Cóndor de los Andes, y la distinción Luis Espinal, que fue creada para reconocer a quien profese una fe religiosa y se destaque por defender a los pobres, los marginados y los enfermos. Además, le entregó el tallado de una cruz formada con la hoz y el martillo, que es una reproducción de una que hizo el sacerdote jesuita español Espinal, asesinado en 1980 por paramilitares por su compromiso con las luchas sociales en Bolivia, y a quien Francisco dedicó un homenaje cerca del lugar donde hallaron su cadáver.

Francisco se dijo "alegre" por haber llegado a una nación "que se dice a sí misma pacifista, y que promueve la cultura de la paz y el derecho a la paz" además de "los actores sociales en las cuestiones que interesan a todos". Habló del drama de la inmigración en este país al decir que llevaba en su corazón "a los hijos de esta tierra, que por múltiples razones han tenido que buscar 'otra tierra' que los cobije; otro lugar donde esta madre los haga fecundos y posibilite la vida".

Elogió la "singular belleza" de Bolivia, un país, dijo, "bendecido por Dios en sus diferentes zonas: el altiplano, los valles, las tierras amazónicas, los desiertos, los incomparables lagos".

Después, el Papa argentino, en el encuentro en la catedral, emplazó a usar un diálogo "franco y abierto" para "evitar conflictos con los países hermanos". El pontífice permaneció entonces en silencio unos instantes para después afirmar: "Estoy pensando en el mar. Diálogo, diálogo".

De esta manera, Jorge Bergoglio se introdujo con diplomacia y discreción en este conflicto entre Chile y Bolivia y que por ambas partes siempre le han pedido que se expresara.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios