www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEGÚN UN ESTUDIO

Los mamuts se extinguieron tras un abrupto calentamiento global

viernes 24 de julio de 2015, 10:04h
Los mamuts se extinguieron tras un abrupto calentamiento global
Según un estudio liderado por investigadores australianos, los mamuts se extinguieron debido, no a una ola de frío como se asumía hasta ahora, sino por todo lo contrario: un fenómeno de calentamiento global rápido y repentino.
Una nueva investigación ha revelado que un calentamiento brusco, similar al rápido calentamiento global artificial que se produce actualmente, ha jugado un papel clave en los eventos masivos de extinción de animales grandes o megafauna en varias ocasiones en el pasado de nuestro planeta.

Usando los avances en el análisis de ADN antiguo, la datación por radiocarbono y otros registros geológicos, un equipo internacional liderado por investigadores de la Universidad de Adelaide y la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) ha puesto de manifiesto que los eventos de calentamiento rápidos y cortos, conocidos como interestadiales, registrados durante el última edad de hielo o Pleistoceno (hace 60.000-12.000 años) coincidieron con los principales eventos de extinción, incluso antes de la aparición del hombre. En el estudio, publicado este viernes en la revista Science, los investigadores señalan que, por el contrario, los períodos de frío extremo, como el último máximo glacial, no parecen corresponder con estas extinciones.

"Este calentamiento abrupto tuvo un profundo impacto en el clima que causó cambios notables en los patrones de lluvia y en la vegetación global", explica el profesor Alan Cooper, de la Universidad de Adelaide, autor principal de la investigación y director del Centro Australiano de ADN antiguo. "Tenemos constancia de extinciones masivas incluso antes de la presencia de los seres humanos. Cuando se agregan las presiones humanas y la fragmentación del medio ambiente a los rápidos cambios provocados por el calentamiento global, se plantean serias preocupaciones sobre el futuro de nuestro medio ambiente ", añade.

Los investigadores llegaron a sus conclusiones tras detectar, hace una década, en los antiguos estudios de ADN un patrón que sugería la rápida desaparición de especies de gran tamaño. Al principio, los investigadores pensaron que esta tendencia estaba relacionada con intensas olas de frío. Sin embargo, a medida que mejoraban las dataciones por carbono y analizaron más ADN fósil a partir de especímenes de museo y colecciones, se sorprendieron al encontrar justo lo contrario: que el calentamiento global rápido, y no las olas de frío repentinas, fue la causa de las extinciones durante el último máximo glacial.

La investigación ahonda en los porqués de la repentina desaparición de los mamuts y de los perezosos gigantes, que se extinguieron hace unos 11.000 años, al final de la última edad de hielo. "Es importante reconocer que el hombre todavía juega un papel importante en la desaparición de las principales especies de megafauna", subraya otro de los autores del estudio, el profesor Chris Turney, de la Universidad de Nueva Gales del Sur. "El calentamiento brusco del clima provocó grandes cambios en el medio ambiente que pusieron los eventos de extinción en movimiento, pero el aumento de los humanos aplicó el golpe de gracia a una población que ya estaba bajo estrés", indica.

Además del hallazgo, los nuevos métodos estadísticos utilizados para interrogar a los conjuntos de datos (encabezados el profesor Corey Bradshaw, de la Universidad de Adelaide) y los propios datos nuevos resultantes han creado un registro extraordinariamente preciso del cambio climático y el movimiento de especies durante el Pleistoceno. Este conjunto de datos permitirá a los futuros investigadores una mejor comprensión de este importante período de lo que ha sido nunca posible antes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios