www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Unidad antiyihadista en Francia

lunes 23 de noviembre de 2015, 08:26h

Europa entera sigue en alerta tras los atentados de París. Afortunadamente, no ha habido que lamentar nuevas actuaciones yihadistas, aunque el riesgo en países como Bélgica –donde está en curso una operación policial desde anoche- o Francia sigue siendo máximo. Y es aquí donde estamos asistiendo a un verdadero ejemplo de madurez institucional, la que está protagonizando el pueblo francés en su conjunto.

Prácticamente al día siguiente de la masacre del 11-M, la izquierda española se echó a la calle poco menos que culpando al Ejecutivo entonces presidido por José María Aznar. Se le reprochaba su apoyo a Estados Unidos e Inglaterra en la guerra de Irak -guerra, dicho sea de paso, en la que España no llegó a tener participación bélica alguna-, y se incidía en este aspecto para explicar la actuación terrorista.

Curiosamente, se ponía entonces como ejemplo a Francia, que se había negado a participar en la operación de Irak. No parece que últimamente la histórica coartada le haya servido de mucho. Nuestra cultura judeo-cristiana confunde el “meaculpismo” –como en su momento señalara André Glucksmann- que es un rito religioso, con un análisis de la realidad, sin comprender que los yihadistas atacarán a “judíos y cruzados”, como ellos nos llaman, dónde y cuándo puedan, sin importarles cuál haya sido la postura adoptada por nuestros gobiernos en esta o aquella ocasión. Realizar patéticas contorsiones para ser los últimos en ser devorados por la fiera -como se dice en inglés americano- no nos va a garantizar compasión alguna.

Francia ha sido atacada por su compromiso en la lucha contra el yihadismo. Pero también lo está siendo Bélgica en estos momentos, que no tiene unidades aéreas operando en Siria. Ante esta situación, el apoyo que ha recibido Hollande tanto de la ciudadanía como de sus representantes es ejemplar. De hecho, la última votación en la Asamblea para ampliar las medidas de excepción se aprobó con 557 votos a favor y sólo 6 en contra, lo que refleja la fortaleza que los franceses quieren brindar a su presidente. El país ha entendido que ahora no es tiempo de discusiones políticas, sino de apuntalar la seguridad nacional, para lo cual es vital la unidad. Es posible que no todos compartan ni la estrategia ni el análisis del Elíseo, pero entienden que ahora todos han de ir en la misma dirección: contra el terrorismo. Una gran lección.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.