www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PARTIDO MORADO PRESENTA SUS EXIGENCIAS PARA FORMAR GOBIERNO

Órdago de Podemos al PSOE: referéndum en Cataluña, subida de impuestos y disparar el gasto público

lunes 15 de febrero de 2016, 12:01h
Órdago de Podemos al PSOE: referéndum en Cataluña, subida de impuestos y disparar el gasto público
Pablo Iglesias ha presentado al PSOE sus exigencias para formar Gobierno, un documento en el que figura como medida "imprescindible" la celebración de un referéndum en Cataluña. Podemos también plantea subir los impuestos, suavizar los objetivos de déficit fijados por la UE y aumentar en 96.000 millones el gasto público.

La oferta de Programa de Gobierno que Podemos ha remitido este lunes al PSOE incluye la convocatoria de un referéndum "con garantías en Cataluña" como medida "imprescindible", aunque no marca plazos, pero sí concreta que debe realizarse en "la primera etapa de Gobierno" con una pregunta "única y clara". En concreto, el documento señala que el referéndum contará con todas las garantías democráticas, jurídicas y logísticas que "permite y ampara" el artículo 92 de la Constitución, que contempla la posibilidad de convocar referéndum "consultivo de todos los ciudadanos" para decisiones políticas de especial trascendencia.

España es una realidad "plurinacional", ha insistido el líder de Podemos, Pablo Iglesias, tras subrayar que la unidad se defiende respetando la diversidad. Así, y en línea con el argumento de Podemos de que España es un país de países, el documento señala que se impulsará el referéndum en Cataluña, así como "cualesquiera otros procesos de consulta y referéndum en aquellas naciones que lo hayan planteado con especial intensidad".

Con la misión -entre otras- de impulsar el proceso del referéndum en Cataluña Podemos propone incluir en el Gobierno el Ministerio de Plurinacionalidad, Administraciones Públicas y Municipalismo, no de nueva creación sino asumiendo las funciones que Administraciones Públicas y las competencias de Hacienda. Iglesias ha subrayado que ese ministerio tendría que tener "labores específicas" para desarrollar el referéndum y dar soluciones a un "problema político" que, en su opinión, no se puede seguir afrontando desde "el inmovilismo" y el "atrincheramiento".

Otro de los cambios que plantea Podemos es la reforma constitucional, que comparten -ha recordado- la mayoría de los partidos, salvo el PP, lo que refleja que existe "el consenso necesario" para blindar los derechos sociales en la Constitución. Por ello, entiende que hay también mecanismos para frenar el bloqueo institucional que pueda pretender imponer el PP con sus votos en el Congreso y su mayoría absoluta en el Senado. La solución que plantea es también preguntar a todos los españoles en un referéndum sobre esa reforma de la Carta Magna, también vía el artículo 92 de la Constitución.

En el documento titulado "las bases para un gobierno estable y con garantías", Podemos tilda de "paradoja antidemocrática" que un partido que representa a menos del 30 por ciento del electorado (PP) se "apropie del candado constitucional" como consecuencia de las graves carencias representativas del sistema electoral, que también propone reformar. Y concluye: "Existen derechos y garantías democráticas en la Constitución española que permiten convocar un referéndum para iniciar el proceso" de cambio constitucional.


96.000 de gasto público

Por otra parte, el plan de gobierno de Podemos plantea suavizar los objetivos de reducción del déficit fijados por la UE hasta 2019, cuando propone dejarlo en el 2,2 por ciento, y aumentar en 96.000 millones de euros el gasto público en los próximos cuatro años. Estos son los dos ejes de las propuestas económicas que Podemos ha recogido en el documento con el que pretende negociar con PSOE un gobierno de coalición y en el que se incluye la memoria donde se detallan los gastos e ingresos estimados.

La formación que lidera Pablo Iglesias ve necesario un calendario de reducción del déficit que sea "realista y coherente con las necesidades de crecimiento, creación de empleo, atención de los servicios sociales e inversión pública". Según esta hoja de ruta, el déficit disminuiría todos los años, pero en 2019 se situaría en el 2,2 por ciento, cuando la UE fija para ese año la estabilidad presupuestaria.

El PSOE también defiende la renegociación con Bruselas, pero la meta que se marca en 2019 es dejar el déficit en el 1 por ciento. Iglesias se ha felicitado de que haya "un punto de consenso" con el PSOE, pero ha remarcado que sería "más razonable y eficaz" que se flexibilizaran aún más los objetivos fijados en los próximos tres años.

El otro pilar del documento es la aprobación de un plan de bienestar social y modernización económica, que ya defendió durante la campaña electoral. Este plan supondrá un incremento del gasto de 96.000 millones en los próximos cuatro años.

Entre 2016 y 2017 se destinarían 48.000 millones a revertir los recortes en los servicios sociales, sufragar una renta garantizada e iniciar la transformación del modelo económico. La segunda fase del plan (2018-2019) aumentaría el gasto en otros 48.000 millones, repartidos en sanidad y educación, protección social y transición energética.

Frente a las exigencia de la UE, Podemos rechaza reducir el gasto total del Estado que ya está presupuestado para este año, en especial, el de los servicios públicos.

El Gobierno también presentaría una propuesta de créditos extraordinarios para atender las prioridades sociales de este año, en especial, para financiar un programa de renta garantizada dirigido a eliminar la pobreza, que tendría similitudes al ingreso mínimo vital que plantean los socialistas.

Subida de impuestos

Podemos y PSOE coinciden también en acometer una profunda reforma fiscal para aumentar los ingresos del Estado, si bien los socialistas no han detallado aún hasta dónde estarían dispuestos a llegar. La formación morada cree que hasta 2019, los ingresos públicos podrían aumentar en 69.7000 millones.

De ellos, 40.000 millones procederían de elevar los impuestos a las personas con más renta y patrimonio, de la reforma del impuesto de sociedades, de la lucha contra el fraude fiscal y de la reordenación del IVA.

En el caso del impuesto de sociedades, Podemos establece una horquilla entre el 25 y el 30 por ciento, mientras que el PSOE fija la tributación mínima en el 15 por ciento. Los 29.700 millones restantes de los ingresos previstos hasta 2019 se generarían como consecuencia del "efecto expansivo de la propia política presupuestaria".

Podemos se reafirma en que promoverá la reestructuración de la deuda que la UE prestó en 2012 al sector financiero español para su rescate. En la devolución de los 60.000 millones prestados a España, participarían los bancos beneficiados a través de "un impuesto de solidaridad transitorio". Remarca además su objetivo de crear una "potente y eficaz" banca pública a partir de las entidades ya nacionalizadas Bankia y Banco Mare Nostrum y del ICO.

Derogar la reforma laboral

En materia de empleo, Podemos defiende derogar la reforma laboral del PP, pero también la que llevó a cabo José Luis Rodríguez Zapatero, aspecto este último en el que chocaría con el PSOE. Se plantean medidas para reducir la contratación temporal y modificar la actual regulación del despido. El salario mínimo interprofesional se elevaría de forma gradual hasta alcanzar los 800 euros al final de 2017 y 950 a final de la legislatura, cifras similares a las que propone el PSOE.

En cuanto a las centrales nucleares, Podemos reclama el cierre de todas ellas para 2024, también en sintonía con los socialistas, que fija un tope máximo de actividad de 40 años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(2)

+

2 comentarios