www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL SECRETARIO GENERAL DEL PSOE NO TIENE INTENCIÓN NI DE REUNIRSE

Rajoy llamará a Sánchez dos semanas antes de la convocatoria electoral

lunes 11 de abril de 2016, 08:27h
Rajoy llamará a Sánchez dos semanas antes de la convocatoria electoral
Esperará al resultado de la encuesta de Podemos entre sus militantes.

Al fracasar todos los intentos de pacto de Pedro Sánchez, le llega el turno a Rajoy. El presidente en funciones hará el gesto de convocar al líder del PSOE para proponerle un pacto entre los dos grandes partidos, pero lo hará después de celebrarse la consulta entre los militantes de Podemos, pues en Génova todavía temen una última maniobra a la desesperada entre socialistas y populistas.

Mariano Rajoy se limitará a cumplir el trámite con escasas esperanzas de que fructifique ningún acuerdo entre los dos grandes partidos, pues Pedro Sánchez ya ha declarado reiteradamente que no piensa ni sentarse con él.

La consulta de Podemos se celebrará entre los días 14 y 16 de abril y, salvo que Pablo Iglesias urda alguna artimaña de última hora, es prácticamente seguro que el 'referéndum' confirmará la negativa de los militantes al acuerdo, sobre todo después de los ataques entre socialistas y populistas tras fracasar el famoso pacto a tres que pretendían mantener Sánchez y Rivera. En el caso de que se confirme que Rajoy llamará a Sánchez en ese momento, la llamada se producirá a escasas dos semanas de que las Cortes se disuelvan automáticamente y se convoquen nuevas elecciones, algo que sucederá el día 3 de mayo salvo que antes del 29 de abril hubiese algún candidato con suficiente respaldo, algo poco probable.

Aún así, Rajoy está dispuesto a tomar la iniciativa a sabiendas de que es prácticamente imposible que los dos grandes partidos puedan llegar a algún tipo de acuerdo ya que, además de todos los desencuentros y ataques protagonizados entre sus líderes, las medidas selladas por PSOE-Ciudadanos incluyen revertir muchas de las aplicadas por el PP en los últimos años y tanto los socialistas como el partido de Rivera se oponen a una de las condiciones que pondrían los populares sobre la mesa: la presidencia de Rajoy.

Por este motivo, la llamada de Mariano Rajoy a Pedro Sánchez se interpreta como una mera maniobra electoralista, pues resulta evidente la dificultad del pacto y porque los candidatos y sus partidos ya solo piensan en preparar las nuevas elecciones. Así, el presidente en funciones tendría la iniciativa y el protagonismo los últimos días antes de la posible última ronda de consultas que podría convocar el Rey en la última semana de abril y conseguiría, de este modo, salir del plano secundario que ha jugado en todo el proceso de negociaciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios