www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Joseba Arregi y las víctimas de ETA

viernes 15 de abril de 2016, 00:52h
El pasado jueves presente un libro de Joseba Arregi en el Centro de Estudios Constitucionales y esto fue parte de lo que leí:

“El libro de Joseba Arregi Aranburu, “El terror de ETA. La narrativa de las víctimas”, tiene significados diversos. Yo me voy a referir a los que se refieren a la persona misma de Joseba Arregi como autor, a su relación subjetiva con los asuntos que aborda en su ensayo, la violencia, el terror, el nacionalismo, la política, Europa y los seres humanos contemplados unitariamente como Humanidad.

Benigno Pendás, Amelia Valcárcel y Santos Juliá, más aptos que yo para analizar el libro de Arregi, van a darnos su parecer desde una perspectiva objetiva, y en todo caso Joseba Arregi tendrá la última palabra en este foro deliberativo que es el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales.

¡Mi agradecimiento a Benigno Pendás, a Raquel García Guijarro y a todo el equipo del Centro de Estudios por acoger la iniciativa de la Cátedra Monarquía parlamentaria para presentar este libro aquí!

Debo decir algo de esa Cátedra.

La Cátedra Monarquía parlamentaria, que yo dirijo en la Universidad Rey Juan Carlos, ha comenzado sus actividades con un Seminario permanente que se titula “Monarquía parlamentaria y Estado democrático en España, Europa y América”.

La Cátedra está logrando que con ese Seminario la Universidad Rey Juan Carlos se acerque al ideal de universidad de universidades, por la amplia pluralidad, diversa procedencia y alta calidad de los profesores ponentes, y tal vez por eso se han matriculado y asisten al Seminario unos 120 alumnos.

Como se lee en su guía de “inscripciones”: “El contenido de su programa parte de una reflexión intelectual y plural de la Monarquía parlamentaria, pero también, guiado por lo que consta en el artículo 56 de la Constitución respecto de las funciones del Rey como Jefe del Estado, el “Seminario” también abordará tres grandes temas docentes y de investigación: el Estado de las Autonomías, el sistema de partidos políticos y la moral pública, y la presencia de España en los procesos de unificación en Europa y en América”.

Una información más sobre la Cátedra: para mostrar la independencia del proyecto, la Cátedra no recibe ayudas económicas de los Gobiernos y de la Casa Real, y mantiene sus actividades exclusivamente con aportaciones de la sociedad civil y de empresas privadas.

Así pues, la Cátedra se ocupa de la moral política, y por eso pidió al Centro de Estudios presentar el libro de Joseba Arregi.

Joseba Arregi pertenece a una generación de personas que llegaron al compromiso político desde una profesión o vocación que podríamos definir como intelectual. Joseba Arregi es doctor en Teología por la Universidad de Münster y doctor en sociología por la Universidad de Deusto. Ha sido profesor de Sociología en la UPV, y piensa y hasta sueña en diversos idiomas europeos, además de en euskara y en español.

Como muchos de aquella generación de políticos movidos por ideologías, Joseba Arregi experimentó un cambio en sus convicciones intelectuales, coincidente en el tiempo con el asesinato de Miguel Ángel Blanco (1997), el pacto de Lizarra-Estella (1998), el asesinato de Fernando Buesa (2000) y el plan Ibarretxe (2001-2004). En 2009 se da de baja en su partido de toda la vida, el PNV, después de haber ejercido las máximas responsabilidades partidarias, y también institucionales, así, siendo titular de la política lingüística del Gobierno Vasco, y consejero de Cultura en el gobierno de Ardanza, con el museo Guggenheim de Bilbao como su consecución más conocida.

A partir de ese período difícil, Joseba Arregi forma parte de un grupo o movimiento de personas que reaccionaron moralmente ante la maldad que ETA estaba llevando a las instituciones y la sociedad vasca, cuyos efectos perversos estaban afectando a la vida política de España.

En un momento histórico en toda Europa caracterizado por la actual desmovilización ideológica, cuando incluso hay analistas que afirman que las ideologías han muerto y las ideas sustitutorias todavía no emergen, entonces, a causa de los horrores de ETA, hubo muchas personas que volvieron a firmar, con la misma pasión que treinta o cuarenta años antes, ese tipo de escritos que Santos Juliá ha recordado en su libro “Nosotros, los abajo firmantes”.

De esa experiencia compartida surge mi conocimiento, y después amistad, con Joseba Arregi.

La trayectoria intelectual que Arregi muestra en su libro, me recuerda bastante al libro de Albert Camus, L´homme révolté, traducido al español como El hombre rebelde.A causa de ese libro, Camus perdió su amistad con Sartre, y creo que Arregi no habrá hecho muchos amigos en su antiguo entorno.

Y a su juicio, fue tan grave la desmesura política de ETA que sus efectos deberán corregirse completamente, si es que la sociedad vasca desea ser una sociedad con valores éticos, propios de una sociedad auténticamente democrática.

Y en este punto, las víctimas de ETA constituyen la comprobación necesaria de la salud democrática del pueblo vasco, y en suma, de la sociedad española.

Termino con las palabras de Arregi:

“Es probable que los vascos se vuelvan a cerrar el camino hacia su propia humanidad porque no van a reconocer el significado de las víctimas asesinadas, porque preferirán seguir pensando que sus chicos, nuestros chicos, estaban profundamente equivocados, pero seguían siendo, y siguen siendo nuestros chicos, mientras que las víctimas nunca llegarán a ser las nuestras.”

Detrás de un aparente pesimismo, Joseba Arregi ¿no nos está diciendo que la inteligencia crítica y la movilización moral siguen siendo imprescindibles?

Yo, desde luego, seguiré firmando manifiestos con él.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.