www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El matonismo y politización de la Agencia Tributaria

EL IMPARCIAL
miércoles 27 de abril de 2016, 23:52h

Recientemente, José María Aznar anunciaba una querella contra la Agencia Tributaria por revelación de datos fiscales. También Esperanza Aguirre presentó una denuncia similar al ver publicada su declaración de la renta pocos días antes de iniciarse la campaña electoral de las municipales y autonómicas. Añadía Aguirre, y no sin razón, que “en un país anglosajón, Montoro ya habría dimitido por las filtraciones”.

Ha habido más casos. Hace dos años, Montoro revelaba que “todos los medios de comunicación, sin distinción ideológica, tienen serios problemas, porque me los vienen a contar a mi despacho”. Inaudito. Y en más de una ocasión ha alardeado públicamente de tener en su poder datos sensibles -obviamente, en su calidad de ministro de Hacienda- de personajes relevantes, que han sonado a amenaza muy poco velada.

Cristóbal Montoro es catedrático de Hacienda Pública, y tiene una gran experiencia en política fiscal. Sin embargo, le pierden sus formas, y lo que es más grave, utilizar la Agencia Tributaria como arma arrojadiza. Una cosa es la persecución del fraude y otra muy distinta el empleo de los medios que Hacienda tiene a su disposición para extorsionar al contribuyente, sea el que sea. La distinción –y separación estricta- entre Administración y Gobierno es una garantía indispensable de una democracia libre y garantista. La privatización y manipulación política de la Administración es propio de un régimen totalitario, un instrumento de tiranía letal y el final de nuestro sistema de democracia à la Occidental, tal y como lo entendemos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(2)

+

0 comentarios