www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Bélgica: nuevo despropósito antiterrorista

martes 10 de mayo de 2016, 08:16h
El último despropósito de Bélgica en materia antiterrorista rebasa ampliamente la barrera del ridículo. Iliass Khayari, terrorista condenado a 5 años de prisión y autor confeso del asesinato de un “hereje” en Siria -al que se jacta de haber decapitado- ha sido puesto en libertad por un juzgado de Bruselas. La fundamentación jurídica no puede ser más estrambótica: “ausencia de peligrosidad”.

Por cosas así se entiende mejor que el supuesto “cerebro” de los atentados de París, Salah Abdeslam, se opusiera a que lo extraditasen a Francia. Abdeslam es consciente de lo asequible que puede ser el sistema penal belga con respecto al francés, y no está dispuesto a renunciar a ello. De hecho, ésta es una de las razones por las que Bélgica se ha convertido en un semillero del terrorismo islamista: su fracaso como estado y lo endeble de su legislación penal. El país cuenta con seis servicios de inteligencia descoordinados y, a la vista de los últimos sucesos, muy poco eficaces.

Volviendo a su sistema penal, sirva como ejemplo la huida de algunos peligrosos terroristas ante la imposibilidad legal de que la policía entre de noche en un domicilio; aspecto éste parcialmente enmendado hace dos semanas. Hasta el ejército tiene problemas en las misiones internacionales en las que participe por las trabas que la legislación belga les impone a la hora de utilizar armas de fuego. Así pues, o Bélgica remedia pronto sus múltiples fallos institucionales, o se convertirá -si es que no lo es ya- en una amenaza para el resto de la UE en materia de seguridad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios