www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Turquía ante el genocidio armenio

viernes 03 de junio de 2016, 11:56h

Ha pasado más de un siglo, pero hay un asunto que sigue despertando una enorme controversia y que periódicamente sale a relucir. Se trata de lo sucedido en Turquía en 1915 cuando el Gobierno de los Jóvenes Turcos en el Imperio Otomano provocó la deportación forzosa en brutales condiciones de cerca de dos millones de armenios lo que supuso la muerte de la mayoría de ellos. Las autoridades en su momento quisieron hacerlo pasar como simples traslados de la población, pero la historia ha confirmado que más bien se trataba prácticamente de aniquilar a un pueblo. Hoy son muchos los países que calificaron los hechos como genocidio.

El Parlamento alemán, con los votos de democristianos, socialdemócratas y verdes, emitió ayer una contundente resolución en la que señala que el Imperio Otomano cometió genocidio y que esto no puede tergiversarse eludiendo ese calificativo para hablar de que las deportaciones tuvieron lugar en un contexto de violencia generalizada. De esta forma es como lo quiere ver Turquía que se niega en redondo a aceptar la idea de genocidio para lo sucedido. El año pasado, el actual presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, montó en cólera y reprochó airadamente al Papa Francisco I que hubiera utilizado precisamente la palabra “genocidio” referida a los armenios.

Ahora, la resolución del Bundestag ha despertado también su airado rechazo, tomando como primera medida la llamada a consultas del embajador turco en Berlín. Y no solo eso. Antes de que se produjese la votación, el Gobierno de Erdogan lanzó más que insinuaciones de que el reconocimiento de lo acaecido en 1915 como genocidio podría afectar, y no precisamente para bien, en el conflicto de la crisis de refugiados, para la que la cooperación o no de Turquía es clave. Amenazas que, sin embargo, no modificaron el sentido del voto. Turquía debería recordar que Alemania reconoció el Holocausto. Negar hechos trágicos y luctuosos no es el camino ni la manera en que puedan cerrarse las heridas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios