www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

A Margarita Robles

viernes 17 de junio de 2016, 20:27h

“Flor perfumada en el pebetero de una Democracia fétida y nauseabunda”

Atributos que la definen: Honestidad en el cargo ejercitada

Bagaje humano y cultural

Que con mirada de Luz destilada

Fustiga denodadamente la Desigualdad.

En el debate que hace unos días mantuvieron las cuatros representantes del mosaico de partidos en liza que aspiran a triunfar en las elecciones generales del de Junio; destaco la actuación de la jueza Margarita Robles. Puso de manifiesto su dilatada formación profesional y su sentido de la justicia en su más excelso cometido: Fiat Justitia et Pereat Mundus.

En una de sus intervenciones de réplica al PP que alardeaba de haber llevado a cabo en sus cuatro años de Mayoría absoluta de innovaciones y mejoras para la sociedad, Margarita señaló que todo lo contrario y esgrimió el famoso e infausto decreto del ministro entonces Ruiz-Gallardón con la imposición de Tasas judiciales que vulneraba el derecho y el principio de Igualdad que impedía a los ciudadanos de clase media y de escasos recursos apelar a los Tribunales de Justicia.

Nos queda la duda si aquella inspiración de cabeza del chorlito, pretendía implantar un ingenioso canon recaudatorio, o quiso conjurar las amenazas de futuras denuncias de corrupción que venían aflorando ya en los comienzos de la legislatura y que bosquejaba un horizonte de corrupción generalizada, como así ha sucedido.

Lo cierto es que este decreto de tasas, como otros crasos errores, no pueden atribuirse a un bache en la carretera de la legislatura del PP, sino a socavones que han engullido la esperanza de los ciudadanos.

Como aludido en el tema de las tasas judiciales, quiero hacerlo público al lesionar mis derechos a una reclamación justa al Servicio Murciano de Salud, y que al no disponer de una cuantía de unos cinco mil euros me impidió interponer un contencioso administrativo que lo tenía a mi favor. A pesar de recurrir a otro derecho inalienable que protege a los ciudadanos como es la figura del Defensor del Pueblo, me contestaron sin rubor que ellos no pueden asumir la representación de los intereses de un particular ante la jurisdicción ordinaria, en consonancia con lo dispuesto en el artículo 54 de la Constitución….???? No llegaron a plantearse si llevaba razón o no en mis argumentos, simplemente que su misión era ser un ornamento florido de la Democracia. ¡Vaya una especie de Jarrón Chino¡

Mi caso es solo un ejemplo palmario que estoy seguro habrá tenido en España un efecto multiplicador de indefensión generalizada que transgrede los derechos más elementales de unos ciudadanos integrados dentro de la Comunidad Europea.

Quiero dejar patente mi reconocimiento a Margarita Robles por su decisión en comprometerse por mejorar la democracia y no entro en disquisiciones ideológicas del porqué se ha decantado por un partido determinado, si estoy convencido que ella ha atendido a la llamada de su conciencia que muestra una inclinación natural a un deseo de satisfacer su Altruismo bien entendido de ir consiguiendo mayores cotas de Igualdad y Justicia en la Sociedad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(1)

+
0 comentarios