www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Podemos: inquina de mal perdedor

miércoles 29 de junio de 2016, 10:10h

La extrema izquierda sigue sin digerir el resultado electoral. Antes al contrario, dirigentes como Juan Carlos Monedero o Mónica Oltra -más Julio Anguita, principal valedor del acuerdo IU-Podemos- se dedican a insultar al votante del PP, sin atisbo alguno de autocrítica. Se quejan de lo que llaman “voto del miedo”, puede que con cierta razón.

Razón, por otra parte, más que comprensible. Venezuela es el paradigma político de lo que quiere Podemos, y así le va. Es lógico que a la gente le asuste que con su voto España pueda seguir la misma deriva totalitaria. Tampoco es de recibo la amistosa sintonía con el terrorismo de ETA: sirva como ejemplo el recibimiento que Podemos organizó en la Eurocámara a un criminal como Arnaldo Otegui. Aquí las hemerotecas digitales han dado testimonio del apoyo de Pablo Iglesias a los que él considera “presos políticos”. A lo que hay que sumar dos aspectos más: la calamitosa gestión de “sus” ayuntamientos -Madrid, Barcelona, Valencia, Cádiz…- y una desconfianza palmaria en sus recetas económicas e institucionales. Claro que ha habido miedo a todo lo anterior, como no podía ser de otra manera.

Por si esto fuera poco, han puesto en marcha un intento de extorsión miserable consistente en denunciar irregularidades en las urnas, normales en Venezuela pero inexistentes en España. Las garantías que ofrece el proceso electoral -comunicación telemática del resultado de las papeletas previa firma de los interventores y ante la mirada de apoderados- hacen imposible este supuesto, al tiempo que retratan a quien miente con excusas de mal perdedor. La democracia consiste en respetar lo que dice el electorado, no en insultar ni difamar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)

+

2 comentarios