www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Congreso: difícil convivencia

jueves 21 de julio de 2016, 08:41h
Discretamente, fiel a su estilo, Rajoy conseguía que los nacionalistas apoyasen el martes la candidatura de Ana Pastor para presidir el Congreso. Ante esto, Ciudadanos advertía ayer que diría “no” al PP si pactaba “con quienes quieren romper España”. Dicha advertencia más parece una impostura que una amenaza real, aunque es sintomática de los nuevos tiempos que vienen.

Uno de los mensajes que más claro han dejado las urnas a los políticos es que la hora de las mayorías absolutas ha pasado. Ninguno merece la suficiente confianza como para que se le otorgue un cheque en blanco; antes al contrario, el juego de minorías obligará a los partidos a entenderse aunque no quieran.

La ventaja es que por primera vez en mucho tiempo se tendrá que dialogar forzosamente. El inconveniente, la inestabilidad del futuro gobierno. El PP comparte con Ciudadanos el modelo de estado; por lo demás, diametralmente opuesto a la posición de los nacionalistas. Sin embargo, si unos y otros han sido capaces de encontrar lugares comunes dejando a un lado “líneas rojas” es que la adaptación al nuevo statu quo político ha empezado a dar frutos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios