www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL ENFRENTAMIENTO SE AGRAVA HASTA LÍMITES DESCONOCIDOS

El PSOE 'salta por los aires' en Galicia a un mes del 25S

martes 23 de agosto de 2016, 14:47h
El PSOE 'salta por los aires' en Galicia a un mes del 25S
El socialismo gallego se rompe, con amenazas y agrias críticas por el retoque de las listas que ha hecho Ferraz.

La palabra “discrepancia” se queda corta. La guerra es intestina. A un mes de las elecciones autonómicas del 25S, el socialismo gallego se parte en dos, con amenazas y presentación de recursos de anulación de las listas incluidas. Muchas de las declaraciones que se escuchan estos días tampoco son precisamente templadas.

De un lado, los que reman a favor de Xoaquín Fernández Leiceaga; del otro, los que se posicionan en contra de quien es el candidato de su partido a la Xunta. Dos posturas que, a la vista de los acontecimientos, implican estar “a favor de Ferraz” o “en contra de Ferraz”.

El polvorín estalló definitivamente a finales de la semana pasada. El jueves, la Comisión Federal de Listas del PSOE retocó las enviadas por los comités provinciales para los comicios gallegos. Unas modificaciones que se reflejan en las papeletas de Pontevedra y de Orense, y que se materializan en personas afines al candidato. En algunos casos, para su inclusión; en otros, para concurrir en los puestos de salida. Entonces se empezaron a escuchar y a leer réplicas, como la de Pachi Vázquez, exsecretario general de los socialistas gallegos.

Con esos cambios la dirección federal obvió la petición de un sector encabezado por el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y con gran respaldo de la militancia. “Nadie va a silenciar mi voz”, avisaba horas después el regidor, quien fuera ministro con Felipe González y actual presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). “Primero mi ciudad, después el partido”, apostilló el que es, además, el único socialista al frente de una gran urbe con mayoría absoluta. Es decir, uno de los socialistas gallegos más importantes, tal vez el que más.

El enfrentamiento no es nuevo, pero ahora se ha agravado hasta límites desconocidos. Y lo ha hecho en el peor momento posible, a un mes de las elecciones autonómicas. Fernández Leiceaga no era la apuesta de Caballero para la Xunta, sino la de Ferraz. Entre otros retoques, ahora el alcalde vigués tiene que encajar también que Ferraz haya colocado en el puesto cinco por Pontevedra a Gonzalo Caballero, su sobrino… y gran enemigo político. Lejos quedan los guiños entre Pedro Sánchez y Abel Caballero: el primero tenía motivos para presumir del segundo.

Él, el viernes, fue el primero en levantar la voz. Un día después hablaba la presidenta de la Diputación de Pontevedra, que cargaba duramente contra el aspirante: “Quiero recordarle al candidato Leiceaga que no respetar las decisiones de las bases, respaldadas además por los más importantes referentes políticos, es la vieja política”, afirmó la socialista Carmela Silva, quien fue aún más lejos al acusar a Leiceaga de “no respetar la democracia cuando pierde”.

Fractura interna aireada en público, una posible mayoría absoluta del PP de Alberto Núñez Feijóo, la amenaza de En Marea-Podemos… Con la mirada puesta en unas elecciones en las que los socialistas gallegos parecen tenerlo todo en contra, el candidato del PSdeG-PSOE ha descrito sus listas como “representativas”: “Son de todos. No son de nadie, ni siquiera mías. Son las listas de todo el Partido Socialista”. Leiceaga intenta esquivar la crisis y no alimentar un temporal que espera que amaine.

La Coruña y Lugo reman en esa dirección, pero Pontevedra y Orense se desmarcan. Tanto que presentaron sendos recursos contra el procedimiento de la Comisión Federal de Listas, por una supuesta vulneración de la normativa orgánica que regula la selección de candidatos, por lo que pedían “el mantenimiento de las listas aprobadas” por los comités provinciales y la anulación de las retocadas por Ferraz.

Aviso de las Juventudes y plantón de candidatos

Pero Ferraz ha obviado esos dos recursos, así que su plan sigue adelante. Los socialistas gallegos irán a las urnas con las listas retocadas en Madrid: unas horas antes de que se cerrara el plazo oficial, este lunes el PSdeG registraba formalmente ante la Junta Electoral las candidaturas de las cuatro provincias gallegas para el 25 de septiembre.

Los críticos ya no tienen nada que hacer. Si acaso quejarse. Y eso es lo que han hecho también las Juventudes Socialistas gallegas. Vía carta, dicen sentirse “traicionados, engañados y defraudados” tras haber recibido “el silencio más hiriente”: “Parece que no formamos parte del PSdeG, excepto para bajar la edad media de las candidaturas”. Y avisan: “Quizás algún día nos necesitéis y no estaremos”.

El domingo, Leiceaga se hizo la foto de grupo con quienes van en los diez primeros puestos de cada provincia. Un intento de puesta de largo en medio del huracán, que borró de la imagen a cinco candidatos: tres de Pontevedra y dos de Orense fallaron a la cita.

Lejos de calmarse, la tensión aumenta. Nadie se esconde. La indignación en las direcciones de Pontevedra y de Orense contrasta con la versión oficial que se lanza desde el entorno del candidato. Hay quien pide “no hacerse más daño”. No va a ser ese el último grito que se escuche.

Ferraz "nunca cambió una lista autonómica"

Si hay una herida que duele, es que Ferraz “nunca cambió una lista autonómica”, y menos “el último día”, recordaba este lunes Mar Barcón, concejala y secretaria general de la Agrupación Socialista coruñesa.

Muy contundente y mucho menos conciliador, Abel Caballero ha vuelto a hablar. “Llevo toda la vida en el PSOE. Que yo recuerde nunca se cambió una lista para las autonómicas en contra de las agrupaciones”, y ahora ha sido “cambiada en los despachos, en contra de las bases, en contra de los que ganaron elecciones. Es el mundo al revés”, ha apostillado el alcalde vigués, que lanza un mensaje directo al secretario general: “Yo quiero al Pedro Sánchez que antepone la política de los ciudadanos a las decisiones de las estructuras del partido”.

“No se entiende por qué Lugo y La Coruña son respetables y respetados y por qué Pontevedra y Orense no”, se quejan desde esta última provincia, donde añaden que no hay “ninguna razón objetiva para el “cambiazo”, y sí un intento de “silenciar”.

Cinco candidatos renuncian a ir en la lista por Pontevedra

De momento, este martes se ha sabido que cinco candidatos de la lista del PSdeG por Pontevedra, es decir, una de las retocadas por Ferraz, han renunciado a ir en ella. Pasan así de las palabras a los hechos: es su respuesta a la decisión de Madrid de modificar la elección que había salido de la dirección provincial. Los cinco son próximos a Abel Caballero y ninguno figuraba en los puestos de salida.

En el actual escenario, el aspirante socialista a la Xunta insta a “abrir una nueva etapa”, para lo que sugiere a unos y a otros “tener una mente abierta y pensar a largo plazo”. Su objetivo es “construir una alternativa sólida al PP”: “Al alcalde de Vigo también le interesa que el PSOE tenga un buen resultado. Le interesa derrotar al PP”, es la consigna de Leiceaga ante una cita electoral que se le presenta con un partido hecho añicos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

0 comentarios