www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿Qué pretende Sánchez con su ronda?

miércoles 07 de septiembre de 2016, 09:27h

Mariano Rajoy cumplió con su deber al presentarse a la investidura, aun sabiendo que sería fallida. Pero una vez consumada esta, seguimos donde estábamos en una situación patética donde el bloqueo se ha enquistado de manera absoluta. Pedro Sánchez inició ayer una ronda de consultas en la que parece querer venderse como el “salvador”, pero en la que ni siquiera ha explicado más allá de manidos lugares comunes y eufemismos que es lo que pretende. La ronda comenzó con una llamada telefónica al presidente en funciones de apenas diez minutos en la que no ha hecho otra cosa que volver a rechazar la oferta de Rajoy de un Gobierno de coalición y reiterarle su empecinamiento en el “no”.

La conversación también telefónica mantenida con Pablo Iglesias se extendió a los veinticinco minutos, pero no llegaron a ninguna conclusión. Como no podía ser de otra manera, pues el propio Sánchez sabe que es una vía muerta. La posible idea de Sánchez de pactar a dos bandas con Podemos y Ciudadanos ya fracasó estrepitosamente en un primer intento, y ahora hasta sus correligionarios, con el poderoso PSOE de Andalucía a la cabeza, se lo han dicho a las claras advirtiéndole de que “no engañe ni distraiga” a los ciudadanos con ese supuesto pacto que es inviable.

En este contexto, da la impresión de que Pedro Sánchez lo único que pretende con sus llamadas es montar un paripé para desviar la atención de algo innegable como es que en mucha medida es él mismo el responsable del bloqueo. Y en ese paripé entra seguir diciendo que no quiere unas terceras elecciones, cuando en la práctica y en la realidad es a eso a lo que va. Quizá con la secreta esperanza de recuperar en ellas a los votantes que le fueron infieles con Podemos. Una esperanza bastante improbable de cumplirse.

Mientras que todos marean la perdiz, se olvidan, o parece no importarles, que el bloqueo ya está incidiendo en la economía, naturalmente de forma negativa, y que la Unión Europea nos insta a presentar el borrador del presupuesto de 2017 el próximo 15 de octubre. Y se “olvidan” también del hartazgo ciudadano ante una situación que clama al cielo. Flaco favor le está haciendo la clase política a que los ciudadanos recobren en ella una confianza que ya incluso antes de todo lo que está pasando no era precisamente boyante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(0)

+

0 comentarios