www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA OPOSICIÓN PIDE QUE ABANDONE SU ESCAÑO EN EL SENADO

El Partido Popular, a la espera de la decisión de Barberá

El Partido Popular, a la espera de la decisión de Barberá
martes 13 de septiembre de 2016, 12:30h
Por supuesto blanqueo de dinero del grupo popular durante su mandato en el Ayuntamiento de Valencia.
El Tribunal Supremo investigará a la senadora del PP Rita Barberá por supuesto blanqueo de dinero del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia a través de operaciones conocidas como "pitufeo", supuestamente realizadas cuando era alcaldesa de esta ciudad.

La decisión del Supremo se apoya en el informe favorable del fiscal y deriva de la exposición razonada que envió al alto tribunal el Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, que investiga el denominado Caso Imelsa.

La investigación se relaciona con varios ingresos detectados en 2003, 2010 y 2011 por un importe superior a 200.000 euros, así como con donaciones de mil euros de concejales y asesores, que presuntamente les devolvió el partido en dos billetes de 500 para blanquear ese dinero de supuesta procedencia ilícita.

El Supremo deberá decidir ahora, posiblemente tras citar a la propia Barberá, que comparecerá como imputada pero voluntariamente, si pide el suplicatorio al Senado para proseguir el proceso contra ella o si archiva el asunto.

En su auto de este martes el Supremo destaca que, sin perjuicio de lo que pudiera resultar de la investigación, los hechos descritos por el Juzgado pudieran ser constitutivos de un delito de blanqueo de capitales. "Resulta imprescindible continuar la investigación sobre los hechos y sobre la participación en ellos de la persona aforada doña María Rita Barberá Nolla", dice el Supremo.

Se trata de aclarar si, bajo la cobertura de diversas aportaciones de asesores y cargos del PP en Valencia de 1.000 euros -que todos los investigados reconocen haber efectuado- se oculta el afloramiento de dinero en efectivo en poder de algún responsable o responsables del Grupo Popular.

Todo apunta hacia la secretaria del Grupo María del Carmen García-Fuster, que era la persona que operaba de facto con las cuentas bancarias. También se investiga el origen del dinero supuestamente blanqueado.

El auto del Supremo se hace eco de los indicios siguientes sobre la implicación de Barberá, aportados por el juez de Valencia:

Por un lado, "María Rita Barberá fue una más de las personas que reconocidamente efectuaron la aportación de 1.000 euros. Resultaría incoherente la llamada al resto de los aportantes en estas actuaciones como investigados y no llevar a cabo la presente exposición respecto de la senadora aforada".

Además, ella "ostentaba una efectiva posición como superiora jerárquica de la principal investigada, María del Carmen García Fuster, tanto por ser alcaldesa de Valencia en la fecha de los hechos investigados, como por ser la máxima responsable del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia".

Existía además "una relación personal de estrecha confianza entre la aforada y la principal investigada, que desempeñaba las mismas funciones y atribuciones dentro del Grupo desde el año 1991 en que fue designada aquélla".

"A juicio de este instructor, las alegaciones efectuadas por la aforada" ante el juzgado no pemiten exculparla, añade el juez.

"Debe significarse sin embargo", añade el juez, que no hay testigos que impliquen una intervención directa y personal de Rita Barberá en la entrega del dinero.

Los primeros indicios partieron de una investigación sobre determinadas irregularidades en la Concejalía de Cultura y la Diputación Provincial, así como en el de la empresa pública Imelsa y la dependiente de la Generalitat valenciana CIEGS.

En ese contexto se tuvo conocimiento de una conversación telefónica -cuya escucha se hizo con autorización judicial- según la cual se habría realizado un ingreso mediante transferencia bancaria a una cuenta del Grupo Popular del Ayuntamiento, donativo que fue reintegrado con dos billetes de 500 euros.

En esa conversación se hacía referencia a la secretaria del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento como la persona que habría entregado los billetes, y se citaba a Rita Barberá.

Realizadas las investigaciones pertinentes se pudo comprobar que en una cuenta del Banco Sabadell a nombre del Grupo Municipal del PP en Valencia se habrían realizado determinadas aportaciones, por importe de 1.000 euros, por parte de 50 personas vinculadas al grupo y al partido, entre el 23 de marzo y el 16 de abril de 2015, entre ellas Barberá.

Se comprobó igualmente que en las cuentas bancarias origen de alguna de esas transferencias se habían recibido, en la misma fecha o en fechas inmediatas, el ingreso de cantidades en metálico o mediante traspaso de otras cuentas, por diez de las personas investigadas.

La pieza sobre presunto blanqueo de capitales en el grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia tiene 47 personas investigadas, más el PP como persona jurídica. Esa parte del caso seguirá en Valencia, aunque el juez enviará al Supremo los indicios vinculados a Barberá.

El PP espera a que Barberá se pronuncie antes de tomar cualquier decisión

El PP del Senado ha emplazado a la exalcadesa de Valencia y senadora Rita Barberá, a pronunciarse sobre su nueva situación procesal después de que el Tribunal Supremo haya decidido investigarla por blanqueo de capitales, y esperará a que eso se produzca para tomar una decisión.

El vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, se ha referido a la situación de Barberá al término de la reunión de la Mesa del Senado y ha explicado que acababan de conocer la decisión del Supremo, que el grupo Popular tendrá que estudiar.

"Esperamos que la persona afectada pueda pronunciarse al respecto. Es lo lógico y lo que procede en este caso", ha asegurado Sanz quien ha insistido en que debe ser Rita Barberá quien dé explicaciones.

Fuentes del PP han indicado a Efe que Barberá no acudirá esta tarde al Senado, donde comienzan a constituirse las comisiones parlamentarias, en dos de las cuales -Constitucional y Economía- ha sido designada vocal.

Sanz ha recalcado que él no podía ponerse en la situación y "la piel" de Barberá, una compañera que respeta y que "ha de ser ella la que tome libremente" una decisión.

"Si esa decisión coincide con lo que piensa el partido y el grupo parlamentario, estupendo", ha recalcado el vicepresidente del Senado quien ha añadido que, "si no coincide", el grupo tomará la decisión que corresponda después de "analizar la situación".

La oposición pide que abandone el Senado

La portavoz adjunta del grupo de Unidos Podemos en el Senado, Maribel Mora, ha pedido al PP que demuestre que quiere "realmente" luchar contra la corrupción y regenerar la democracia, y pida la salida de la Cámara de Rita Barberá, así como que abandone cualquier cargo público.

Si bien Podemos respeta la presunción de inocencia, ha expresado su satisfacción por la decisión del Supremo respecto a Barberá. Según las declaraciones de Mora, es en este momento, en que la exalcaldesa ha sido "imputada", cuando el PP debe demostrar realmente que quiere luchar contra la corrupción y "convertirse en un partido nuevo y regenerado".

Y para ello, lo que ha de hacer es provocar que Barberá abandone el Senado. La exregidora valenciana es senadora por designación de Les Corts Valencianes, por lo que para Podemos resulta obligado que también el PP en esta comunidad fuerce a Barberá a abandonar todos sus cargos públicos.

Rivera retirará su apoyo a la investidura de Rajoy si Barberá no dimite

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha advertido al PP de que, si quiere conservar su "apoyo" a alguna investidura, "va a tener que hacer dimitir" de su escaño en el Senado a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá.

Rivera se ha referido a este asunto en una intervención en el Congreso ante los diputados de su grupo, nada más confirmarse que el Tribunal Supremo investigará a Barberá por supuesto blanqueo de dinero del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia.

El presidente de Ciudadanos ha explicado a los suyos que la decisión del Supremo supone que "en los próximos días va a pedir el suplicatorio al Senado y va a acabar siendo imputada", momento en el cuál exigirá su dimisión, en cumplimiento del pacto anticorrupción que el propio Rivera firmó con el presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, en el marco del acuerdo de investidura.

"Si el PP quiere que Ciudadanos se comprometa a alguna investidura va a tener que hacer dimitir a Rita Barberá. Si no lo hace, incumplirá el pacto y no contará con nuestro apoyo", ha recordado.

Tras insistir en que no va a permitir que se incumpla el acuerdo entre el PP y Ciudadanos, Rivera ha argumentado que exigirá que Barberá abandone su escaño "porque los valencianos no se merecen una representación que pueda estar bajo sospecha y porque hay un acuerdo que hay que cumplir".

"Espero que así lo entienda el PP. Será la demostración de que quiere cumplir el pacto y de que quiere encontrar apoyos para la investidura", ha incidido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios